Policíaca

Sin rastro de familia desaparecida en la comunidad de Nicolás Bravo

Las tres personas “levantadas” en la comunidad de Nicolás Bravo continúan sin ser halladas y las autoridades se mantienen inmóviles. En completo mutismo se encuentra el personal de la Fiscalía General del Estado para informar si las tres personas fueron detenidas o “levantadas”, los familiares y amigos iniciaron la búsqueda.

Familiares y amigos acudieron a la representación de esta dependencia en el poblado Nicolás Bravo para pedir información, misma que les han estado negando.

Cuando los inconformes llegaron hasta las instalaciones, el personal de la Fiscalía realizó lo que mejor saben hacer, dar evasivas y con prepotencia regresar a los inconformes a su casa sin aclarar si las víctimas realmente fueron “levantadas” o detenidos por sus agentes, ya que puede tratarse de una privación ilegal de la libertad.

Taxistas de la comunidad acompañaron a los familiares de los desaparecidos, ya que al ser del mismo oficio, también desean saber que les sucedió. Debido a que el supuesto “levantón” se dio en el paradero de taxis ubicado frente al edificio de la Policía Rural, hoy permaneció vacío el lugar, según señalaron algunos habitantes.

Los ruleteros han cambiado de lugar su sitio de espera por temor a un nuevo “levantón”, ya que ni con la policía frente a ellos están a salvo.

Como se recordará, tres integrantes de una familia fueron presuntamente levantados por miembros de la delincuencia organizada en la comunidad Nicolás Bravo. Hasta el momento las autoridades no han informado al respecto, a pesar de que el primer miembro fue privado de su libertad frente al edificio de la Policía Rural en la comunidad antes mencionada.

Con relación a los hechos, se pudo establecer que ayer por la tarde, familiares de los desaparecidos informaron a las autoridades que primero fue privado de su libertad Cecilio S. A., de 54 años, cuando estaba en un taxi estacionado en la carretera federal, frente al edificio que alberga a la Policía Rural Estatal, lugar en donde quedó la unidad tipo taxi con las puertas abiertas y el asiento reclinado, que conducía el agraviado.

Posteriormente en una parcela ubicada al final del pueblo, sobre la calle Nicolás Bravo, se llevaron a María V. L., de 50 años, y a su hijo Juan P. C. L.

Sus familiares indicaron a través de un video difundido en las redes sociales que al acudir al sitio ya no los encontraron y solamente hallaron sus pertenencias, entre éstas una hamaca, herramientas de trabajo y una cubeta llena con pozol. De la misma forma, comentaron que había rastro de casquillos de bala en el suelo.

Los testigos informaron que los presuntos iban encapuchados a bordo de una camioneta blanca, probablemente tipo Tahoe, así como un vehículo tipo Nissan con batea.

Hasta el momento las autoridades no han informado nada al respecto y los familiares se encuentran furiosos, por lo que consideran una acción ligera por parte de la policía.

Fuente: Por Esto

Tu opinión

¿Cuál es tu opinión?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si, porfavor
1
Únete a nuestra síntesis informativa
www.drvnoticias.com
¿Deseas recibir nuestra síntesis informativa?

NO ES UN GRUPO de Whatsapp