Información al momento

‘Nuestros ídolos también pueden ser acosadores’: tras la muerte de Pablo Milanés joven lo denuncia

En medio de la lamentable noticia sobre el fallecimiento del trovador Pablo Milanés, una joven decidió alzar la voz y exhibir el acoso que sufrió por parte del músico cuando ella tenía 17 años y él 43.

«Me animo a ponerlo por aquí para que se sepa que los grandes artistas, nuestros ídolos revolucionarios, esos hombres consecuentes, de izquierda, también pueden ser acosadores. No volveré a hablar del tema», escribió la usuaria bajo el nombre de @mafisitas.

A través de redes sociales, la joven compartió varias capturas en donde describe una situación que habría vivido con el músico cuando estaba en busca de cumplir su mayor sueño que era estudiar cine en Cuba. 

La usuaria explicó que durante su estancia en Ecuador, el productor Lázaro Gómez, Pablo Milanés y ella habían entablado una muy buena amistad, compartieron mucho tiempo juntos, sin embargo, siempre habían más personas alrededor. 

Un día, Lázaro citó a la joven muy temprano en un hotel. Ella pensaba que era para desayunar y platicar sobre la beca para estudiar cine que tanto le había prometido el trovador; sin embargo, la condujo por entre los pasillos hasta llegar a una habitación donde Pablo ya la esperaba. 

De pronto, Lázaro comenzó a advertirle que de ninguna manera se atreviera a desilusionar al músico y antes de cerrar la puerta  le dijo: «Recuerda quién es», «Se lo debes», «Estaré afuera…».

La joven contó que comenzó a sentirse muy nerviosa al no saber con exactitud qué es lo que estaba pasando y al entrar, Pablo le agradeció por haber ido mientras la invitaba a sentarse junto a él. 

De repente, «(Pablo Milanés) se abalanzó sobre mí. Era torpe, muy torpe. Intentó besarme, me manoseó por segundos. No tenía fuerza física a pesar de ser un hombre robusto. En ese entonces tenía mal su cadera. Le costaba caminar y levantarse». 

Señaló que gracias a los padecimientos del trovador pudo hacerlo a un lado y pedirle que se detuviera: «¿Qué diablos pasaba? No, Pablo, entendiste todo mal. Yo tengo novio. No, Pablo, no…»

Sin embargo, el músico se aferró e intentaba tocarla, convenciéndola de que estaba enamorado de ella, hasta que la joven reunió todas sus fuerzas y pudo levantarse, mientras la sostenía de las manos rogándole que no se fuera. 

«Me zafé fácilmente. Salí de la habitación. Me puse a llorar mientras regresaba en un taxi a mi casa». 

Ella resalta que todavía recuerda la mirada de Lázaro mientras le reprochaba el rechazo hacia Pablo Milanés: «Cómo pudiste hacerle eso al artista más importante de nuestro tiempo». 

La joven asegura que por mucho tiempo sintió culpa por el sufimiento de Pablo, pero era tan repugnante voltear atrás y acordarse de aquel día que la citó en el hotel y la violentó. 

«Pasado el tiempo, el escuchar las canciones de Pablo me causaba incomodidad, molestia. Terminé borránsolas, tiré todos sus discos y casetes», se puede leer en la publicación de la usuaria. 

Admitió también que en México siguió frecuentando al grupo de Pablo y varios de los integrantes se convirtieron en grandes amigos «con los que tuvimos un montón de aventuras», pero nunca más volvió a hablar directamente con el trovador ni con su productor. 

«Su presencia me era incómoda. Aún así, durante años llevé el peso de la culpa». 

Por otra parte, la joven agradece al movimiento #MeToo, mediante el que muchas mujeres, incluyéndose, se dieron el valor para contar los casos de abuso que habían sufrido, pero optado en callar por miedo. 

«Con el paso del tiempo dejé de escuchar su mpusica y me hizo bien y hasta hace poco con el MeeToo le pude poner nombre a lo que había pasado: ‘Los grandes artistas de nuestro tiempo también acosan», concluyó. 

Tu opinión

¿Cuál es tu opinión?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si, porfavor
1
Únete a nuestra síntesis informativa
www.drvnoticias.com
¿Deseas recibir nuestra síntesis informativa?

NO ES UN GRUPO de Whatsapp