Opinión

Extorsionados: Salvador Camarena | Opinión en El Financiero

La edición 2022 del premio fue particularmente buena en cuanto a reportajes que buscaban, estoy seguro, más que reconocimiento, una segunda viva mediática para alcanzar nuevas audiencias: qué mejor premio para los periodistas que tocar a más gente.

En los últimos años he sido parte del jurado del Premio Alemán de Periodismo Walter Reuter, puesto en marcha, sostenido e instrumentado gracias a ese país y que reconoce en varias categorías la calidad y pertinencia de trabajos periodísticos mexicanos.

Siempre es una agradable aventura descubrir, cuando llega la primera camada de trabajos a evaluar, historias periodísticas que, o uno no vio pasar en sus cajitas de resonancia ni en los medios masivos, o que, habiéndose topado con ellos, uno no apreció cabalmente.

La edición 2022 del premio fue particularmente buena en cuanto a reportajes que buscaban, estoy seguro, más que reconocimiento, una segunda viva mediática para alcanzar nuevas audiencias: qué mejor premio para los periodistas que tocar a más gente.

Decidir en esas circunstancias cuáles trabajos han de ser premiados se vuelve retador, más aún porque en la reunión de dictaminación cada jurado destaca, aún más, aspectos de calidad y pertinencia de las piezas finalistas.

Muchos de los trabajos son de plataformas y periodistas independientes.

Sería una tontería decir que es refrescante que ello sea así, porque eso más bien refleja que en los márgenes del mainstream se están dando grandes batallas periodísticas que luego, desde la soberbia político-mediática de nuestro centralismo, soslayamos; y, por si les faltara mérito, no pocos de esos hallazgos periodísticos son gracias al fondeo de los propios autores, o a becas y apoyos coyunturales.

Un trabajo de ese corte fue publicado hace dos semanas por Ricardo Hernández Ruiz gracias al apoyo de la plataforma Connectas.

El reportaje titulado Extorsiones en el paraíso, derecho de piso en cada rincón del Caribe mexicano, fue difundido por Aristegui Noticias, Espejo, Pie de Página, UdeGTV 44 y Gatopardo.

El texto reúne características propias de una pieza que merece muchos lectores, y atención de autoridades y líderes de varios sectores.

Ricardo Hernández, periodista con experiencia en la capital, migrado a Cancún, expone una cruenta realidad de la que todos hacemos la vista gorda: la extorsión.

Ricardo documenta que “hoteles, restaurantes, talleres mecánico-automotrices, locales de comida, consultorios médicos, estéticas y tiendas de abarrotes se encuentran entre los blancos más comunes, pero también se reportaron extorsiones a dueños de bares, taquerías, papelerías, lavanderías, agencias de tours, salones de uñas y locales de venta de postres y antojitos –incluso mariachis”–.

Siguiendo la regla de que el buen periodismo más que decir, muestra, Hernández lleva a sus lectores a chiringuitos en la playa, a bares de ruidoso nombre, a restaurantes… y en todos ellos, testigos y víctimas directas de las extorsiones cuentan cómo es que han sido obligados a pagar plata o a pagar las consecuencias vía incendios a su local y hasta atentados a su integridad y vida.

Pero no se crea que esta investigación es sólo una denuncia de cómo el negocio turístico es erosionado por criminales que expolian gracias a la ausencia, total, del Estado. Al desentrañar las formas en que este cáncer penetra y hace metástasis en todo establecimiento que se ve favorecido por turistas locales, nacionales y extranjeros, nos aporta la exacta explicación, el indispensable contexto, para revelar la real gravedad de sucesos –asesinatos en playas y hoteles– que luego en los medios cubrimos sólo como flashazos, pocas veces con exhaustividad.

Ricardo además sigue la pista de la extorsión para que dimensionemos que se coarta todo tipo de emprendimiento, pero también –lo peor de lo peor– a los más pobres: vivir en barriadas del paraíso cancunense significa, literalmente, pagar por poder ir a comprar tortillas o refrescos. Pagar por vivir.

Lean el periodismo valioso y valiente de Ricardo Hernández, premio para los lectores.

Información El Financiero

Tu opinión

¿Cuál es tu opinión?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si, porfavor
1
Únete a nuestra síntesis informativa
www.drvnoticias.com
¿Deseas recibir nuestra síntesis informativa?

NO ES UN GRUPO de Whatsapp