Policía dispara a manifestantes en Hong Kong

Apenas son las 7:20 de la mañana en el barrio de Sai Wan Ho de Hong Kong. Se oyen gritos de «policía asesina» y la gente corre de un lado a otro. Un agente de tráfico acaba de sacar su arma y disparar a bocajarro a dos manifestantes. Un vídeo difundido en redes sociales detalla cómo ha sido la escena: en un paso de cebra, en mitad de los disturbios, un policía saca su pistola y agarra a un joven que lleva una chaqueta blanca con capucha. Ambos empiezan a forcejear y el agente acaba disparando en el abdomen a otro chico, este vestido de negro y con gorra, que se acercaba por un lado para intentar golpearlo. Segundos después, otro chaval intenta arrebatar el arma al policía, y éste vuelve a disparar. La escena termina con el herido tirado en el suelo, rodeado por un charco de sangre y un policía encima esposándolo.

Hoy Hong Kong se ha despertado bañada en el caos. Otra vez. Los estudiantes habían convocado este lunes una huelga general en protesta de la muerte de un joven universitario el pasado viernes, después de estar una semana en coma tras caer del tercer piso de un aparcamiento. Los manifestantes han cortado las avenidas principales de la ciudad, interrumpiendo el tráfico, lanzando escombros a las carreteras y destrozando varias estaciones de tren. Se han cerrado 25 líneas de metro.

Los jóvenes de negro, ataviados con máscaras y capuchas para que no les pudieran identificar, han lanzado ladrillos a los agentes antidisturbios replegados por toda la ciudad. La Policía ha respondido con fuertes cargas, gases lacrimógenos y detenciones. También ha habido enfrentamientos entre ciudadanos pro chinos y activistas contrarios al gobierno de Pekín que reflejan la división social que vive la ciudad.

Un manifestante es detenido en Hong Kong el lunes 11 de noviembre de 2019. (AP Foto/Kin Cheung)

PRENDEN FUEGO A UN HOMBRE

Una división que llega a los extremos como hemos podido ver en otro vídeo difundido en redes: durante una discusión en la que un ciudadano estaba reprochando la actitud de los manifestantes, estos han decidido rociarle con un líquido inflamable y prenderle fuego. El hombre ha conseguido zafarse de las llamas, pero ha sido trasladado a un hospital y sufre quemaduras de segundo grado en el 28% de su cuerpo.

El momento más tenso se ha vivido cuando un agente de tráfico ha disparado a dos jóvenes, según ha adelantado el diario South China Morning Post. Uno de ellos, de 21 años y llamado Chow, está en estado crítico y ha sido trasladado al hospital para una operación de urgencia en la que le han extraído la bala del riñón. Tras la intervención, los médicos y enfermeros del hospital se han juntado en el hall del centro y han alzado pancartas denunciando la «brutalidad policial».

«Los agentes estaban abrumados por un número superior de manifestantes y sus vidas estaban claramente en riesgo, no les quedaba otra que defenderse», decía una fuente de la administración de la ciudad al periódico local, admitiendo que la Policía había intensificado la violencia de las cargas a consecuencia del incremento de la violencia por parte de los manifestantes. «Lo que ha pasado se debe a los actos ilegales extensos de los alborotadores», publicó la Policía de Hong Kong en Facebook reconociendo los disparos.

Resultado de imagen para protestas hong kong

Tras lo sucedido, los altercados han aumentado bajo el grito de «policía asesina». Especialmente tensa ha sido la batalla campal vivida en la Universidad Politécnica de Hung Hom y en la Universidad China de Shatin. La Policía ha disparado gases lacrimógenos y balas de goma contra unos manifestantes que les arrojaban bombas de gasolina desde las pasarelas.

La crisis en la ex colonia británica se agrava cada vez más. Y la situación es insostenible. Esta vez ha habido disparos de verdad. Otros días hubo apuñalamientos y enfrentamientos cuerpo a cuerpo entre manifestantes y policías con piedras y cócteles Molotov. Ya van cinco meses en los que la ciudad no ha disfrutado de un fin de semana de respiro, sin altercados ni golpes de un lado y otro.

PRIMER MUERTO

Resultado de imagen para protestas hong kong

Hace unos días Hong Kong lloraba a su primer muerto como consecuencia directa del caos. Alex Chow era el chaval de 22 que cayó desde un párking y que perdió la vida. Aún nadie ha sabido explicar qué es lo que ocurrió realmente. Los manifestantes pro democracia señalan a la Policía bajo las órdenes de Pekín como responsables. A pocos metros del párking, los agentes antidisturbios estaban dispersando a los manifestantes disparando gases lacrimógenos. La teoría que más se repite es que el joven fallecido huía de esos gases. También se rumorea que los agentes no dejaron pasar a la ambulancia que acudía a atender al estudiante. Pero la Policía alega que ellos no tuvieron ninguna culpa de lo que le sucedió a Alex, un chaval que cursaba el segundo año de Ciencias de la Computación en la Universidad de Ciencia y Tecnología.

Las autoridades dicen que siguen investigando lo que ocurrió. Eso dijo el martes Carrie Lam, la jefa del Ejecutivo en Hong Kong. Ella se reunió la semana pasada en Shanghai con el presidente chino, Xi Jinping. «El Gobierno central tiene una gran confianza en usted, ha hecho un duro y gran trabajo, cumpliendo con sus obligaciones y esforzándose por estabilizar la situación y mejorar la atmósfera social», dijo Xi a una mujer señalada desde el principio de las protestas por los activistas pro democracia por apoyar la polémica ley de extradición que encendió el conflicto.

Tu opinión

¿Cuál es tu opinión?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe nuestra síntesis informativa | Whatsapp