Internacional

Baterista de Foo Fighters consumió opioides y marihuana antes de morir

Taylor Hawkins falleció el viernes en un hotel de Bogotá, Colombia, a los 50 años

El baterista de Foo Fighters, Taylor Hawkins, consumió opioides, marihuana y antidepresivos antes de morir en un hotel de Bogotá, informó la Fiscalía de Colombia.

«En la prueba toxicológica de orina practicada al cuerpo de Taylor Hawkins se encontraron preliminarmente 10 tipos de sustancias, entre ellas THC (marihuana), antidepresivos tricíclicos, benzodiacepinas y opioides», indicó la dependencia en un comunicado, lo que el consumo de estas sustancias podría haber provocado la muerte del músico de 50 años.

La línea de emergencias local recibió la noche del viernes un llamado para atender a un «paciente con dolor en el pecho», informó también este sábado la alcaldía de Bogotá.

Al llegar encontraron a una médica particular que «realizó las respectivas maniobras de reanimación; sin embargo, no hubo respuesta y el paciente se declaró fallecido».

La banda señaló que «la familia Foo Fighters está devastada por la trágica y prematura pérdida de nuestro querido Taylor Hawkins. Su espíritu musical y su risa contagiosa vivirán con todos nosotros para siempre».

El estilo enérgico en la batería y rubia melena convirtieron a Hawkins en uno de los integrantes más conocidos del grupo junto con el cantante principal y antiguo baterista de Nirvana, Dave Grohl, quien también sufrió en 1994 la muerte de su entonces compañero en Nirvana, Kurt Cobain.

Taylor estaba casado con la ilustradora Alison Hawkins, madre de sus tres hijos, y antes de unirse a los Foo Fighters en 1997, fu el baterista de la cantante canadiense Alanis Morissette.

Los Foo Fighters se encontraban en Bogotá para presentarse en el Festival Estéreo Picnic, donde la muerte de Taylor cayó como una bomba entre el público donde al conocer la noticia muchos rompieron en llanto.

Los Fighters eran el grupo estelar para cerrar la primera jornada del Estéreo Picnic, pero una hora antes de que subieran al escenario la noticia de la muerte del baterista, anunciada por la propia banda en sus redes sociales, corrió como pólvora entre la multitud.

Antes de que empezara la presentación de los Black Pumas, los organizadores del festival y el líder de ese grupo, salieron a anunciar la noticia y pidieron un minuto de silencio en homenaje al baterista, que fue respetado por un público conmocionado por lo ocurrido.

En el escenario donde se iban a presentar los Foo Fighters la organización del festival hizo un altar improvisado con un centenar de velas en medio de un silencio sepulcral y acompañados por cientos de fanáticos, muchos de los cuales no pudieron contener las lágrimas.

Tu opinión

¿Cuál es tu opinión?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si, porfavor
1
Únete a nuestra síntesis informativa
www.drvnoticias.com
¿Deseas recibir nuestra síntesis informativa?

NO ES UN GRUPO de Whatsapp