Internacional

Dimite el primer alto cargo de Putin por su desacuerdo contra la guerra en Ucrania

Anatoli Chubáis, el economista que diseñó las privatizaciones postsoviéticas y que ahora representaba al Kremlin ante la ONU para el cambio climático, abandona Rusia con su esposa

Anatoli Chubáis, uno de los hombres que marcaron la carrera de Vladímir Putin hacia el poder, es el primer alto cargo ruso que renuncia por la guerra contra Ucrania. El arquitecto de las privatizaciones postsoviéticas y pieza clave en la victoria in extremis de Boris Yeltsin en las elecciones 1996 ha abandonado el país junto con su esposa.

El economista de 66 años, que actualmente ejercía como representante del Kremlin ante la ONU para el cambio climático, se encuentra en Turquía, donde el diario Kommersant ha obtenido una foto suya frente a un cajero. “Sí, Chubáis renunció al cargo por voluntad propia. Si se fue o no, es cosa suya”, admitió el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov. La noticia había sido adelantada este miércoles por Bloomberg que, citando varias fuentes, atribuyó su marcha a su desacuerdo con la campaña militar lanzada contra Ucrania.

Días antes dimitió como presidente de una fundación el ex vice primerministro, Arkadi Dvorkóvich. Dvorkóvich había abogado por la paz en Ucrania en una entrevista concedida al medio estadounidense Mother Jones. El partido Rusia Unida, el partido de Putin, pidió su cese al frente de la organización Skólkovo. “Esto es la traición nacional, el quintacolumnismo del que habló el presidente”, afirmó el secretario del Consejo General de la formación Rusia Unida, Andréi Túrchak, según recoge Nóvaya Gazeta. La semana pasada Vladímir Putin afirmó que al país le espera “una auto desintoxicación natural y necesaria de la sociedad”.

Chubáis fue responsable de las privatizaciones de los años noventa que alzaron a la oligarquía rusa actual. En una entrevista concedida al diario Financial Times en 2004, defendió aquel proceso que permitió que gran parte de los recursos del país pasaran a estar en unas pocas manos. “No teníamos elección entre una privatización honesta y otra deshonesta, porque la primera significa reglas claras impuestas por un Estado fuerte. Si no hubiéramos hecho la privatización mediante préstamos por acciones, los comunistas podrían haber ganado en 1996 y esas habrían sido las últimas elecciones de Rusia. Ellos no habrían entregado el poder fácilmente”, dijo el economista.

Entre 1992 y 1994, Chubáis ocupó el cargo de vice primer ministro. Tras la reforma económica asumió la campaña electoral de Boris Yeltsin para las elecciones de 1996, en las que peligraba el segundo mandato del entonces presidente por la guerra de Chechenia y la dura crisis económica. Chubáis y su Fundación de la Sociedad Civil lograron dar la vuelta a los pronósticos y Yeltsin ganó en segunda vuelta.

Tras aquel éxito, Chubáis fue nombrado jefe de administración del Kremlin entre 1996 y 1997, donde acogió bajo su protección a Putin y a otros miembros del círculo de San Petersburgo de Anatoli Sobchak, político clave en la perestroika, redactor de la Constitución rusa y mentor del actual presidente ruso.

Desde los años noventa, y a diferencia de otros colegas que habían estado cerca de Yeltsin, Chubáis logró sobrevivir a las distintas épocas del mandato de Putin. El economista, del ala liberal del Kremlin, fue elegido por el mandatario para emprender la reforma energética que acabaría con el monopolio eléctrico RAO UES en 2008. Posteriormente asumió durante 12 años el mando de Rusnano, una institución creada para promover el desarrollo tecnológico del país. El año pasado fue elegido como representante para el cambio climático ante la ONU, donde tuvo que defender los distintos intereses de la potencia energética.

Tu opinión

¿Cuál es tu opinión?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si, porfavor
1
Únete a nuestra síntesis informativa
www.drvnoticias.com
¿Deseas recibir nuestra síntesis informativa?

NO ES UN GRUPO de Whatsapp