Policíaca

Juan “N” estaría 42 años de cárcel tras extorsionar mujeres con contenido sexual en Q. Roo

Hasta 42 años en la cárcel podría pasar Juan “M”, vinculado a proceso el mes pasado y quien enfrenta 4 cargos por violencia digital y uno por abuso sexual, aunque no se descarta que pudieran surgir nuevas víctimas que lo acusen por estos delitos, ya que presuntamente era su modo de vida extorsionar a mujeres usando fotos íntimas de ellas.

La integrante del Colectivo Femenil Xtabay y defensora de las mujeres que han sido víctimas, Ariadne Song Anguas, dijo que esta persona podría pasar hasta 42 años en prisión en caso de encontrársele culpable, ya que por el delito de violencia digital la pena prevista en el Código Penal de Quintana Roo es de 4 a 8 años, mientras que por abuso sexual es de seis a diez años.

La sentencia se impone por cada caso y se suma a su condena, es decir, por cada una de las 5 denuncias podrían recibir cárcel si se le encuentra culpabilidad, explicó la también integrante de la Red Feminista Quintanarroense.

Las 5 denuncias son de víctimas de Chetumal, cuatro de ellas por violencia digital y una por abuso sexual, pero podrían salir más acusaciones a la luz, ya que presuntamente extorsionar y amenazar mujeres eran un estilo de vida para el acusado.

Todos los casos comparten el mismo modus operandi: contactaba a sus víctimas por Facebook, iniciaba una amistad con ellas y ellos, después se ganaba su confianza para poder iniciar una relación, en la que les convencía de enviarle fotos íntimas (sexting) y prometía borrarlas después, cosa que presuntamente no hacía y utilizaba esas imágenes para extorsionar a las víctimas, pidiéndoles dinero y amenazándolas con difundir sus fotos privadas si no se lo daban.

“Es muy importante que las víctimas acudan a denunciar, porque además de la pena privativa de libertad (cárcel) deberá reparar el daño de forma integral a la víctima, el cual se cuantifica por las terapias psicológicas que tenga que recibir la víctima para superar las secuelas y por todos los daños causados. El debido proceso nos indica que debe ser tratado como inocente hasta que no se le demuestre lo contrario, pero confiamos en que se hará justicia en favor de las víctimas”, indicó la defensora legal de las mujeres denunciantes.

Ariadne Song recordó que el pasado 26 de noviembre fue realizada la audiencia por la primera víctima, en donde, como denunció en su momento, el detenido fue puesto en libertad por el juez.

“Faltó la aplicación de la perspectiva de género y el juez puso en entredicho el testimonio de la víctima. No estuvimos en esa audiencia porque estábamos de gira en la zona norte, donde dimos el día anterior una capacitación a policías del C5”, explicó.

Fue entonces que la Fiscalía General del Estado (FGE) de inmediato aplicó una nueva orden de aprehensión para evitar que Juan “M” se fugara, por lo que dos días después realizaron una nueva audiencia, por una segunda víctima. En esa ocasión, y con la presencia del colectivo, el juez sí lo vinculó a proceso y además dictó la prisión preventiva justificada.

Esa víctima presuntamente había sido amenazada por el imputado y como prueba tenía la conversación en WhatsApp, donde le decía que le incendiaría su casa y le arrebataría su hijo. A esto se añade el hecho que el sospechoso había brindado una dirección falsa para su domicilio, por lo que no era localizable. Estos factores fueron determinantes para que el juez ordenara la prisión preventiva justificada, por dos años o en tanto se realiza el proceso.

 1,234 views

Tu opinión

Botón volver arriba
Recibe nuestra síntesis informativa | Whatsapp
x