Internacional

Estados Unidos pide nuevos requisitos de pruebas Covid para viajeros

Los viajeros aéreos con destino a Estados Unidos, se someterán a unas normas más estrictas de test de COVID-19, mientras numerosos países del mundo actúan para sellar sus fronteras ante la creciente incertidumbre sobre la virulencia de la variante Ómicron del coronavirus y su capacidad para esquivar las vacunas actuales.

Estados Unidos, va a exigir que todos los viajeros que entren en el país por vía aérea a su territorio presenten un resultado negativo en la prueba de COVID-19 realizada en el plazo de un día antes de la salida, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades del país (CDC, por sus siglas en inglés).

En la actualidad, los viajeros internacionales vacunados pueden presentar un resultado negativo obtenido en los tres días siguientes a la salida desde su punto de partida. El nuevo requisito de la prueba de un día se aplicaría por igual a los ciudadanos estadounidenses y a los extranjeros.

El Gobierno estadounidense también está estudiando la posibilidad de exigir a los viajeros por vía aérea que se sometan a otra prueba en un plazo de tres a cinco días después de su llegada al país, dijeron las autoridades.

Aunque los CDC no lo confirmaron, señalaron que siguen recomendando a todos los “viajeros que se sometan a una prueba vírica de COVID-19 entre 3 y 5 días después de su llegada” y “la cuarentena posterior al viaje para cualquier viajero no vacunado”.

Los CDC incluyen unos 80 destinos extranjeros en el “nivel cuatro”, su nivel más alto de transmisión de COVID-19, y desaconsejan a los estadounidenses que viajen a esos destinos.

Restricciones mundiales

En la región de Asia y el Pacífico, Hong Kong y Japón dijeron que ampliarán sus restricciones a los viajes, mientras que Australia se preparaba para más casos de Ómicron después de que al menos dos personas visitaran varios lugares de su mayor ciudad siendo probablemente infecciosos.

En un intento por evitar restricciones fronterizas precipitadas a nivel mundial, la Organización Mundial de la Salud pidió a los países que apliquen “un enfoque basado en la evidencia y el riesgo” a las medidas sobre los viajes. Las prohibiciones generales de viajar no evitarán la propagación, y “suponen una pesada carga para las vidas y los medios de subsistencia”, dijo la OMS.

Desde el 28 de noviembre, más de 50 países han aplicado medidas contra los viajes destinadas a impedir que Ómicron se expanda, añadió la OMS.

Los inversores se mantenían en vilo el miércoles, incluso pese a que los mercados financieros rebotaran de mínimos alcanzados un día antes tras las declaraciones del jefe de Moderna, que plantearon dudas sobre la eficacia de las actuales vacunas de COVID-19 contra la variante Ómicron.

Desde entonces, las autoridades sanitarias mundiales han tratado de ofrecer garantías y han reiterado sus llamamientos para que la gente se vacune.

“Aunque la nueva variante se extienda, las vacunas que tenemos seguirán proporcionando protección”, dijo la directora ejecutiva de la Agencia Europea del Medicamento, Emer Cooke.

Haciéndose eco de las declaraciones del fabricante de vacunas BioNTech y de los científicos, Cooke dijo que los análisis de laboratorio deberían indicar en las próximas dos semanas si la sangre de las personas vacunadas tiene suficientes anticuerpos para neutralizar la nueva variante.

El director general de BioNTech dijo que la vacuna que fabrica en colaboración con Pfizer probablemente ofrecerá una fuerte protección contra los casos de enfermedad grave causados por la variante Ómicron.

Con información de Grupo Formula

 264 views

Tu opinión

Botón volver arriba
Recibe nuestra síntesis informativa | Whatsapp
x