Internacional

El héroe taxista que evitó una matanza terrorista en el hospital materno infantil de Liverpool

Según detalló Jackson, el conductor de Delta Taxis, que resultó herido aunque su vida no corre peligro

La explosión de un taxi el domingo por la mañana a las afueras del Hospital de Mujeres de Liverpool, la maternidad más grande del Reino Unido y donde nacen al día unos 25 bebés, ha sido calificado este lunes por las autoridades británicas como un ataque terrorista. La ministra del Interior, Priti Patel, informó este lunes de que se ha elevado el nivel de alerta terrorista de «importante» a «grave», el segundo más alto.

Ya son además cuatro los hombres de 20, 21, 26 y 29 años los detenidos por su relación con los hechos, en el que murió el pasajero del taxi, un supuesto terrorista suicida, que según explicó a la prensa el Jefe de Policía

 Antiterrorista del Noroeste, Russ Jackson, al parecer «había fabricado un artefacto explosivo casero».

Según detalló Jackson, el conductor de Delta Taxis, que resultó herido aunque su vida no corre peligro, «recogió a un pasajero en Rutland Avenue, cerca de Sefton Park» y el pasajero pidió «que lo llevara al Hospital de Mujeres de Liverpool, que estaba a unos diez minutos». Una vez frente al centro hospitalario, se produjo «una explosión desde el interior del automóvil» que provocó que quedara envuelto en llamas «rápidamente». «Sorprendentemente, el taxista escapó. Ha sido tratado por las heridas que sufrió y ahora ha sido dado de alta del hospital», dijo el jefe policial.

En ese momento, a poca distancia del lugar, se estaba llevando a cabo un acto conmemorativo del Remembrance Day (Día del Recuerdo) en el que se rinde homenaje a los caídos en las dos guerras mundiales.

Según Jackson, no se ha podido establecer de momento una conexión entre el ataque y este evento, aunque dicha línea de investigación está abierta, así como la que apunta a que el objetivo del terrorista podría haber sido activar la bomba en el hospital. «Nuestras investigaciones continuarán buscando entender cómo se construyó el dispositivo, la motivación del incidente y saber si alguien más estuvo involucrado», dijo Jackson, que advirtió que «esto es un recordatorio de que la amenaza del terrorismo sigue siendo significativa en el Reino Unido».

El conductor del taxi, identificado como Dave Perry, y que fue dado de alta este lunes por la mañana, ha sido calificado como un «héroe» por la prensa y las autoridades, ya que según las primeras pesquisas fue capaz de dejar encerrado en el coche al suicida, cuya identidad no ha sido revelada aunque según la prensa local es de algún país de Oriente Próximo, tras percatarse de que actuaba de forma sospechosa.

«Pudo haber sido un desastre terrible»

El primer ministro, Boris Johnson, elogió su «valentía», mientras que Jenny Phillips, un amigo del taxista, aseveró que «David salvó muchas vidas hoy a riesgo de su propia vida, incluida la de los bebés» que acaban de llegar «a este mundo». «David salvó a su ciudad», afirmó.

La alcaldesa de Liverpool, Joanne Anderson, declaró a un programa de la BBC que «el taxista, en un heroico esfuerzo, logró evitar lo que podría haber sido un desastre absolutamente terrible en el hospital».

 479 views

Tu opinión

Botón volver arriba
Recibe nuestra síntesis informativa | Whatsapp
x