Opinión

Estado de los ESTADOS

Lilia Arellano.

DE LOS PASILLOS

Nadie vive ni sobrevive con solo amigos o enemigos, a lo largo de la existencia van haciéndose unos para un lado y otros para el otro, aunque en la mayoría de las veces no se escogen. Lo enmarcado queda en la afectación de intereses y pese a las reiteradas expresiones de Rafael Marín Mollinedo de no aspirar a convertirse en el candidato a gobernador en Quintana Roo, quienes lo ven no solo como abanderado sino sentado en la silla estatal han entrado en pánico. Y vaya que tienen razón porque con 35 años de residencia en la entidad, conociendo a la clase política hasta las entrañas, habiendo fundado Morena, sabedor de las peripecias para poder abrir un negocio, una empresa, hacerla productiva, contando como referencia el estar sacando con éxito el proyecto más importante del presidente y, arrastrar una buena fama en su conducción personal, provocan la certeza de ser el chilango-tabasqueño-quintanarroense, una carta muy difícil de derrotar. Más aún cuando las féminas empoderadas ni siquiera son morenistas. Mara Lezama es verde, verde, verde. Laura Fernández nada más es verde, verde y Marybel Villegas termina inolora e incolora, y el doctor Pech, morenista de última hora, es yucateco. Como sucede en cada proceso electoral empiezan a formarse grupos, lo malo son las guerras sucias y con ellas la enseñanza de no usar calzones. Por lo pronto el delegado de Mario Delgado ya debería darse cuenta de la posición de Marin y de lo funesto de seguir alborotando las galleras y mostrar el agradecimiento a los verdes por el otorgamiento de una curul al hermano del líder nacional de Morena, de su jefe, el ahora alfil de doña Claudia, al ver se le derrumbaba Ebrard. Pero ni Marcelo se ha caído y si están poniendo en un foro de crítica un proyecto presidencial, el del tren Interoceánico, lo cual empieza a irritar a yasabenquien…
Por muchas razones recordaremos a Sócrates Campos Rizo, sus reflexiones nos llevaron a profundizar en los análisis de la izquierda, de la radicalización, de los cambios y, de la conducción del presente. Descanse en paz… Inútil será protestar, referirse a estos moditos de conducción del primer mandatario cuando de la prensa, de los medios de información, se trata. Así seguirán los calificativos hasta el fin del sexenio, pasado ese tiempo quienes informan seguirán en el presente…Ojalá sea cierto “vamos por buen camino” abriéndole las puertas a quien, nada más porque sí, se les antoje. Aparecen ya en las expresiones presidenciales referencias sobre Rusia, China, Cuba, Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Estados Unidos. La explosiva mezcla no menciona a Haiti y lo registrado hasta ahora con migrantes, deportados, asilados, etcétera… Que la factura salga barata es el mejor deseo.

Lilia Arellano.

 345 views

Tu opinión

Botón volver arriba