Internacional

Se eleva a 2 el número de muertos por ‘Ida’ en EU; diques de Nueva Orleans resisten embate

El gobierno de Luisiana destacó que el sistema de diques pudo sopesar el paso del huracán; sin embargo, sigune presentando cortes en el sistema de electricidad

Utilizando cientos de botes y helicópteros, los socorristas en Luisiana rescataban el lunes a las personas atrapadas por las inundaciones tras el impacto del furioso huracán Ida, mismas que han dejado dos muertos, que inundó la costa del estado y destrozó una gran franja de la red eléctrica de la entidad en pleno caluroso verano, pero que los diques pidieron resistir tras su paso cercano a Nuevo Olreans.

Ida, uno de los huracanes más poderosos que ha azotado a Estados Unidos, causó al menos dos muertes: un conductor que se ahogó en Nueva Orleans y una persona que le cayó encima un árbol en Baton Rouge. Además, la tormenta dejó muchas carreteras intransitables y el servicio de telefonía celular noqueado en algunos lugares.

Christina Stephens, vocera del gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, dijo que dado el nivel de destrucción, «vamos a tener muchas más fatalidades confirmadas».

El gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, dijo que el enfoque del estado después del huracán Ida continúa centrado en la búsqueda y rescate, para asegurarse de que todas las áreas más afectadas sean revisadas varias veces.

“Salvar vidas es la prioridad número uno”, dijo. «Esos esfuerzos de búsqueda y rescate continuarán todo el día y, francamente, durante el tiempo que sea necesario».

El gobernador dijo que solo la Guardia Nacional de Luisiana rescató a 191 personas en las parroquias (condados) de San Juan Bautista, Jefferson y Nueva Orleans en barco, helicóptero y vehículo de gran altura. Más de 5 mil soldados están trabajando en la respuesta al desastre y se esperan más soldados de otros estados en unos días.

Las personas que viven en medio del laberinto de ríos y pantanos a lo largo de la costa del estado en el Golfo de México se pusieron a salvo en sus áticos o techos y publicaron sus direcciones en redes sociales con instrucciones para que los equipos de rescate los ubicaran.

Más de un millón de clientes en Luisiana y Misisipi se quedaron sin electricidad. Eso aumentó su vulnerabilidad a inundaciones y les dejó sin aire acondicionado ni refrigeradores en medio del calor abrasador del verano.

Los diques, muros de contención y compuertas que protegen a Nueva Orleans resistieron la furia del huracán Ida, superando su prueba más dura desde que el gobierno federal gastó miles de millones de dólares para reforzar un sistema que fracasó catastróficamente cuando el huracán Katrina azotó la ciudad hace 16 años.

Sin embargo, las mejoras al sistema de protección contra inundaciones de Nueva Orleans no pudieron evitar que algunas comunidades aledañas se vieran afectadas por la destructiva marejada ciclónica de Ida. Muchos residentes de LaPlace, un suburbio en el oeste de la ciudad donde apenas se dio inicio a un proyecto de dique largamente esperado, tuvieron que ser rescatados de la crecida de las aguas.

Marcie Jacob Hebert evacuó antes de la llegada de Ida, pero no tenía dudas de que la tormenta inundó su casa de LaPlace por lo que ha visto y escuchado de los vecinos. Su vivienda no se inundó en 2005 durante el paso de Katrina, pero recibió cerca de 60 centímetros (2 pies) de agua con la llegada del huracán Isaac en 2012.

“No hemos tenido esos problemas hasta que los diques de los demás empezaron a funcionar”, comentó Hebert, de 46 años. “Podría no ser el único factor, pero estoy segura de que contribuye”.

Christina Stephens, vocera del gobernador, dijo que las bombas en Nueva Orleans funcionaban el lunes con la energía de un generador y que operaban de manera adecuada. “El sistema de diques funcionó como se suponía”, señaló.

Dos distritos de protección contra inundaciones supervisan el sistema en Nueva Orleans: los condados de Jefferson y St. Bernard. Ningún distrito reportó filtración o desbordamiento de los diques.

“El sistema funcionó según lo previsto”, dijo Nicholas Cali, director regional de la Autoridad de Protección contra Inundaciones del Sureste de Luisiana-Oeste, que supervisa la ribera oeste de las parroquias de Orleans y Jefferson. “Todavía estamos completando las inspecciones, pero hasta ahora no tenemos ninguna evidencia de desbordamientos o problemas estructurales”.

FUENTE: MILENIO

 379 views

Tu opinión

¿Cuál es tu opinión?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Recibe nuestra síntesis informativa | Whatsapp