Nacional

Habitantes de comunidades de Campeche denuncian intimidaciones por Tren Maya

La denuncia pública contra la empresa Barrientos y Asociados, contratada por el Fonatur para realizar la negociación de la liberación de los derechos de vía

Frente a agresiones, violaciones a derechos humanos, fraudes y extorsiones por obras del Tren Maya, representantes de los ejidos Don Samuel, Miguel Alemán, Haro, Escárcega, División del Norte y Candelaria en el estado de Campeche, hicieron un llamado urgente al Gobierno de México para que garantice la seguridad de sus familias.

En conferencia de prensa virtual, reiteraron su denuncia pública contra la empresa Barrientos y Asociados, contratada por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), para realizar la negociación de la liberación de los derechos de vía.

«Actualmente la situación de inseguridad se ha incrementado en nuestras comunidades, pues varias personas en nuestros ejidos han sido amenazadas e intimidadas. Frente a esto, sabemos que juntos somos más fuertes, por lo que hemos constituido una Unión de Comisarios Ejidales, a través de la cual, decidiremos conjuntamente los temas relacionados con el Tren Maya, que afecten nuestra tierra, territorio y recursos naturales”, expresaron.

“No negociaremos de forma individual con ninguna empresa o entidad del gobierno, sino que, de ahora en adelante, en caso de que se retomen las negociaciones, éstas deberán ser con el bloque de ejidos», advirtieron.

Los inconformes demandaron contar con la información necesaria, de forma previa, oportuna y en un formato culturalmente adecuado, antes de que se les pida aprobar o tomar decisiones respecto de éste u otros temas que impacten en corto, mediano y largo plazo a sus comunidades.

Relataron que el proceso de negociación que Barrientos y Asociados inició en varias de las comunidades estuvo plagado de vicios e irregularidades, aunque la forma de operar fue la misma en términos generales: se presentó una persona en las comunidades, identificándose como representante legal de la empresa con una actitud amable y de apoyo para ganar la confianza de los representantes.

La persona, la misma en todos los casos, buscó obtener la autorización, incluso levantó actas en algunos ejidos, sin contar con la mayoría de firmas de la Asamblea, y sin la presencia de ninguna autoridad agraria, además de que no entregó copia a los ejidatarios.

Posteriormente, entregó cheques a algunos representantes, sin brindar mayor información, documentos o aclaraciones sobre los montos. En cambio, el representante de Barrientos y Asociados pedía a los ejidatarios que se le regresara la mayor parte del dinero en efectivo, una vez cobrados los cheques, argumentando que era lo correspondiente al pago por las gestiones y servicios profesionales de la empresa.

Los ejidatarios que se negaron o que pidieron documentos y explicaciones, fueron amenazadas, intimidadas e incluso extorsionadas por el representante de la firma.

«En el caso del ejido Candelaria, se recibieron amenazas y presiones por parte de diversos actores políticos para que nos desistamos del amparo que hemos presentado. Como hemos señalado previamente, nuestra comunidad ya se encontraba en este territorio antes de que se construyeran las vías y, a pesar de ello, insisten en desalojarnos y nos hostigan argumentando que somos invasores», mencionaron.

 225 views

Tu opinión

Publicaciones relacionadas

¿Cuál es tu opinión?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe nuestra síntesis informativa | Whatsapp