Multimedia

Verena, una adolescente con tos cada tres segundos desde que enfermara de Covid-19 hace siete meses

«No hay un diagnóstico claro». Esa convulsión continua ya le ha provocado pérdida de oído y de vista, además de dolores de cabeza y una creciente ansiedad

Verena García, una chica de 16 años de Murcia, fue diagnosticada de Covid-19 el día 27 de octubre de 2020 y desde ese día no ha dejado «de toser». Una tos espasmódica cada dos o tres segundos durante las 24 horas del día. Además, ha afirmado que tiene «muchas más secuelas como mareos o inflamación articular», ha lamentado. «No hay un diagnóstico claro», ha afirmado.

Esa convulsión continua ya le ha provocado pérdida de oído y de vista, además de dolores de cabeza y una creciente ansiedad, alimentada durante los siete meses que lleva por la falta de expectativas, ya que no ha sido sometida a pruebas diagnósticas y, por lo tanto, tampoco a un tratamiento efectivo. «Todos los médicos nos mandan a casa sin proponer pruebas ni exploraciones», declara esta familia de San Javier a La Verdad.

Un ejemplo de Covid persistente. «Mi vida ha cambiado completamente. No puedo ir al cine, salir con mis amigas, ir a comer… Tengo que pasarme el día en casa. No puedo ir a clase, solamente me conecto online», detalla la joven. Y lamenta ante las cámaras: «No puedo hacer todo lo que me gustaría».

 117 views

Tu opinión

Publicaciones relacionadas

¿Cuál es tu opinión?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe nuestra síntesis informativa | Whatsapp