Nacional

La salinera más grande del mundo está en México

La salinera más grande del mundo está en Guerrero Negro, ubicado en el municipio de Mulegé, Baja California Sur. La salina está alrededor de la laguna Ojo de Liebre y cuenta con 33 mil hectáreas

¿Sabías que Baja California Sur tiene la salinera más grande del mundo? Es poco conocida, pero es uno de los escenarios más bellos.

¿Dónde se encuentra la salinera más grande del mundo?

La salinera más grande del mundo está en Guerrero Negro, ubicado en el municipio de Mulegé, Baja California Sur. La salina está alrededor de la laguna Ojo de Liebre y cuenta con 33 mil hectáreas.

En su mayoría, es una empresa paraestatal, desde 1975 cuando el Gobierno mexicano adquirió el 51% de las acciones; sin embargo, también hay un recinto abierto, donde es posible para los turistas visitar la zona y tomar bellas postales. También se puede visitar la fábrica, bajo previo permiso.

De acuerdo con los visitantes que han tenido la oportunidad de ver el extenso campo de sal en el estado, su nombre no refleja la industria salinera que le da vida, sustento y reconocimiento a nivel mundial, ni el escenario natural que ofrece al turismo; es un pueblito hospitalario, donde anualmente llegan cientos de ballenas grises a aparearse y dar a luz a sus crías, razón por la cual es parte del área protegida El Vizcaíno, en Baja California Sur.

El bello escenario podría confundirse con la nieve, pero es sal. Emociona su paisaje de blancos y rosas, en pleno océano Pacífico, que se funden con el relieve desértico de la región.

¿Zona protegida por estas ballenas?

Guerrero Negro está en el municipio de Mulegé, Baja California Sur. Tiene aproximadamente 16 mil habitantes y mil 600 de ellos trabajan en Exportadora de Sal. Esta empresa nació en 1954 cuando Daniel Ludwig, constructor del hotel Acapulco Princess, instaló la salina para abastecer la demanda de sal de la costa oeste de Estados Unidos.

La salina está alrededor de la laguna costera Ojo de Liebre y se compone de 33 mil hectáreas. Produce 7 millones de toneladas de sal al año, que dan sazón a los platillos de la cuenca del Pacífico: Japón, Corea, Taiwán y Nueva Zelanda; además de Estados Unidos y Canadá.

Además, la zona de Ojo de Liebre no sólo es un escenario natural imponente, sino el santuario protegido de ballenas que han hecho de Baja California Sur su hogar. Cada temporada invernal llegan a la laguna Ojo de Liebre ballenas y aves residentes y migratorias, así como turistas procedentes, además de México, de Estados Unidos y Europa.

La ballena gris es el mayor atractivo: alrededor de 2 mil cetáceos que viajan desde el Ártico, aproximadamente 10 mil km. En Guerrero Negro, las aguas les son benévolas para aparearse y reproducirse.

Tan importantes son estos visitantes, que el Gobierno ha declarado a Ojo de Liebre como santuario de la ballena gris y la Unesco lo nombró Patrimonio de la Humanidad.

FUENTE: UNOTV

 193 views

Tu opinión

Publicaciones relacionadas

¿Cuál es tu opinión?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe nuestra síntesis informativa | Whatsapp