Chetumal

Denuncian “Escuela patito” en Chetumal, deja a estudiantes sin títulos

Aseguran que cada alumno pagó los 17 mil pesos que les exigían para realizar el trámite

Un grupo de 60 alumnos egresados de la licenciatura de psicopedagogía del Instituto Universitario Carl Rogers en Chetumal, no han recibido sus títulos y cédulas profesionales, a pesar de que cada uno ya pagó los 17 mil pesos que les exigían para realizar el trámite.

A través de sus representantes, los universitarios se manifestaron en las instalaciones, que desde hace tres años son prestadas a Carl Rogers, para dar a conocer que iniciarán con los procesos legales correspondientes en contra del instituto, ya que incluso hasta la directora Karina Elizabeth Gamboa Crespo se niega a entablar un diálogo con ellos para solucionar el tema.

Otros 15 alumnos del mismo plantel, pero diferente carrera, expusieron que la semana pasada se presentaron ante la Secretaría de Educación de Quintana Roo para solicitar su intervención.

Sin embargo, el personal de la SEQ les respondió que debido a que el citado instituto carece de su Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios (RVOE) estatal, la dependencia está imposibilitada a tramitar y emitir los títulos de sus egresados.

María José Palomo, estudiante de Carl Rogers y uno de los representantes del grupo afectado, explicó que en total ha desembolsado más de 70 mil pesos en sus tres años de carrera, por lo que de no obtener respuesta por parte de la directiva, podrían interponer una denuncia por presunto fraude.

“Son muchas irregularidades en las que incurrió el plantel: ni siquiera estudiamos en un edificio propio, ya que la universidad rentaba las instalaciones del Instituto Vanguardia. No contábamos con una biblioteca, así que debíamos pagar gastos extra en libros y copias”, dice el representante estudiantil.

Añade que cuando iniciaron sus estudios, en 2015, la directiva de la universidad reconoció que aún no contaban con RVOE; sin embargo, les aseguró que ya lo habían tramitado y que contarían con este requisito antes de que se graduaran.

Pero no sucedió así. La primera generación concluyó sus estudios en 2018, y desde entonces les han dado largas con la emisión de sus cédulas y títulos profesionales, incluso, culpando a la SEQ por una supuesta falta de firmas, aunque nunca entregaron pruebas de ese hecho.

“Desde que inició la contingencia sanitaria el año pasado, la directora dejó de responder las llamadas, escudándose en las medidas sanitarias para evitar darnos la cara. Por eso decidimos hacer pública esta queja, y en tres días interpondremos nuestra demanda si no se resuelve esta situación”, advirtieron los estudiantes.

A pesar de los intentos por obtener una postura del instituto, sobre el problema que denunciaron sus estudiantes, sin embargo, ninguna autoridad pudo ser localizada.

FUENTE: SIPSE

 159 views

Tu opinión

Publicaciones relacionadas

¿Cuál es tu opinión?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe nuestra síntesis informativa | Whatsapp