Quintana Roo

IP solicita que nueva deuda de Quintana Roo financie obras con beneficio a constructoras locales

La pandemia provocó que más de 30% de la maquinaria esté detenida, por lo tanto, consideran que por el bienestar económico de la entidad, los recursos autorizados al gobierno del estado tienen que encauzarse mayoritariamente a constructoras regionales

Las obras que serán financiadas con la nueva deuda solicitada por el gobierno del estado, por un monto de 820 millones de pesos, “tendrán que ser canalizadas mayoritariamente a constructoras locales, porque no tendría sentido que el gobierno del estado aumente deuda para beneficiar a foráneos”, consideró Diego Cortes Arzola, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) Quintana Roo.

El dirigente de los constructores de Quintana Roo recordó que el desplome económico derivado de la pandemia de Covid-19 provocó que más de 30% de la maquinaria esté detenida, que más de 100 socios se hayan desafiliado el año pasado de la CMIC y que miles de trabajadores del ramo de la construcción tuviesen que ser suspendidos ante la falta de obra pública.

“Por consiguiente, por el bienestar económico de la entidad, los recursos que acaban de ser autorizados al gobierno del estado tienen que encauzarse mayoritariamente a constructoras locales en beneficio de nuestra economía”, asentó Cortés Arzola.

Consideró que, por primera vez, hay una acción específica que permitirá avanzar en la reactivación económica del estado, principalmente en la zona sur, específicamente en Othón P. Blanco y Bacalar, que son los municipios hacia donde se dirigirán aproximadamente 600 de los 820 millones de pesos autorizados.

“Si sumamos los recursos destinados a Felipe Carrillo Puerto, estamos hablando que la zona centro sur del estado es la mayor beneficiada con estas obras (…) La autorización para que la Sefiplan (Secretaría de Finanzas y Planeación) obtenga créditos hasta por 820 millones de pesos destinados a obra pública debe transformarse en una acción que beneficie directamente nuestra economía, mediante la asignación de obras para constructoras locales”, añadió.

El Consejo Coordinador Empresarial de Chetumal también fijó una postura similar, solicitando transparencia en el manejo de los recursos para comprobar que la deuda en efecto se invertirá en infraestructura estatal.

Apenas el pasado miércoles, el Congreso del estado aprobó el dictamen de decreto por el que se autoriza al gobierno de Quintana Roo obtener uno o varios financiamientos, o la colocación de deuda en mecanismos bursátiles por hasta 820 millones de pesos. 

La nueva deuda compromete por 20 años 25% de las aportaciones que recibe la entidad de la Federación.

Proyectos

En teoría, este dinero deberá ser usado para la realización de 102 obras que están listadas, pero cuya lista final será entregada 90 días una vez aprobado el decreto.

Entre las obras que se ejecutarán dichos recursos se encuentran: repavimentación de calles de Cozumel por un monto de 25 millones 061,400 pesos, rehabilitación del campo de beisbol Rojo Gómez por 4 millones 115,700 pesos, parque emblemático de Cozumel por 20 millones de pesos, pavimentación de vialidades en Bacalar por 28 millones 968,620 pesos, pavimentación de vialidades en Felipe Carrillo Puerto por 18 millones de pesos, mejoramiento de la plaza central de Isla Mujeres por 7 millones 144,080 pesos, sólo por mencionar algunos.

También se incluye la construcción del parque de la Equidad en Cancún, por un monto de 250 millones de pesos, y el mejoramiento del Malecón de Chetumal, por 140 millones de pesos, que los hace dos de los proyectos más cuantiosos enlistados en la iniciativa.

El resto de los proyectos son en su gran mayoría rehabilitación de caminos, construcción de módulos comunitarios y pavimentación de avenidas.

FUENTE: EL ECONOMISTA

 137 views

Tu opinión

Publicaciones relacionadas

¿Cuál es tu opinión?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe nuestra síntesis informativa | Whatsapp