Quintana Roo

Liberan a dos jaguares rescatadas en Quintana Roo

Durante cuatro años, los jaguares fueron guiados por la comunidad para readaptarse a la vida silvestre del lugar.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), junto con el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) liberaron dos ejemplares de jaguar hembra en selvas de Quintana Roo, que fueron rescatadas hace cuatro años en Calakmul, y que forman parte de un programa de conservación de fauna en el contexto de la construcción del Tren Maya.

“Las dos hembras fueron criadas en la reserva de la organización Jaguares en la Selva en el Centro de Conservación Genética del Jaguar Mexicano, ubicado en la comunidad de Yagul, Oaxaca. Durante 16 semanas las dos crías, de cuatro años, han sido guiadas por la comunidad para readaptarse a la vida silvestre del lugar”.

En un comunicado, la Semarnat sostuvo que Fonatur, con apoyo de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), trabaja de la mano en proyectos sustentables para fortalecer la conservación de la biodiversidad en los estados donde se ubicará el Tren Maya.

“Esfuerzos que se llevan a cabo como parte de las medidas de mitigación y protección de la fauna, contempladas en el proyecto Tren Maya”.

De esa manera, señalan que con el rescate de las dos crías hace cuatro años, inició la operación del Programa GATO (Grupo de Atención Técnica Operativa), proyecto biocultural y científico, “que es un aporte histórico para el esfuerzo de reinserción de jaguares a la vida silvestre en selvas mexicanas”.

El programa consiste en realizar un monitoreo de la fauna liberada para conocer el proceso de readaptación a su hábitat, y se trata del primer proyecto de conservación de población de jaguares con el involucramiento al cien por ciento de la comunidad local.

Además, la Semarnat anunció que dentro de este proyecto se busca establecer una Unidad de Manejo Ambiental (UMA) comunitaria en cada uno de los tramos del Tren Maya, es decir, siete unidades GATO a lo largo de la obra, que se convertirán en centros de interpretación de vida silvestre y de capacitación comunitaria.

“Este innovador proyecto de conservación brindará atención por parte de científicos, naturalistas y promotores comunitarios”.

Se indicó que tendrá dos tipos de instalaciones: cinco unidades de atención veterinaria y tránsito expedito (estancia no mayor a cinco días) y dos unidades de infraestructura especializada de rehabilitación y asilvestramiento de mamíferos grandes, como jaguar y tapir.

“Cuando las hembras logren insertarse en su hábitat natural podrán llevar con normalidad su vida, lo que les permitirá encontrar una pareja. Cada una puede dar a luz hasta nueve jaguares a lo largo de su vida, es decir 18 crías por ambos ejemplares, con lo cual se coadyuva a la conservación de la especie”.

AA, mjsg

 203 views

Tu opinión

Publicaciones relacionadas

¿Cuál es tu opinión?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe nuestra síntesis informativa | Whatsapp