Internacional

Señalan a Bukele como «irrespetuoso de las víctimas» del ataque contra FMLN y le piden cese de incitar al odio

FESPAD hizo un llamado a la comunidad internacional y al pueblo de estar vigilantes y evitar que se repitan estos "actos de terrorismo de Estado" como los del fin de semana en contra de una caravana del FMLN y de Médicos Sin Fronteras, incitados por atmósfera de odio alimentada desde "el oficialismo".

El presidente Nayib Bukele ha sido señalado por la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD) de irrespetar a las víctimas del ataque cometido el domingo contra una caravana del partido Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

El atentado fue perpetrado supuestamente por un agente de la unidad de la Policía Nacional Civil (PNC) de Protección a Personalidades Importantes (PPI) asignado al ministro de Salud Francisco Alabi, un motorista y un agente de seguridad privada de la misma cartera del Gobierno, quienes viajaban en un vehículo tipo sedán color azul que fue encontrado en el Ministerio de Salud.

«A la altura de la Cornucopia, un sedán azul se atravesó y comenzó a disparar a los compañeros”, dijo la diputada Nidia Díaz. «Impunemente el agresor se bajó del vehículo con pistola en mano y empezo a disparar», denunció.

Se desconoce si las víctimas dispararon en defensa propia, pero Bukele aseguró que miembros del FMLN fueron capturados por disparar contra los atacantes del vehículo azul, más tarde confiscado en el Ministerio de Salud.

FESPAD considera que tanto el ataque contra dicho partido de oposición como el cometido contra Médicos Sin Fronteras en Ilopango, también el fin de semana, son «resultado de la atmósfera confrontativa, de odio e impunidad» que «es alimentada desde la oficialidad», es decir, desde el Ejecutivo.

FESPAD señaló que esto es evidente al leer el comentario de Bukele, quien tras el ataque aseguró que era un «último plan» de «los partidos moribundos» para «no perder sus privilegios y su corrupción».

«Parecería que él aún no ha tomado conciencia de las responsabilidades de la investidura de su cargo», dijo la Fundación.

«Ineludiblemente nos hace retroceder a la década de 1970, cuando la intolerancia política y social trajo consigo innumerables violaciones a derechos humanos, temor y terror generalizados. Lo cual paralizó el ejercicio del núcleo de las libertades. ¿Eso se busca nuevamente?», cuestionó, y advirtió que el pueblo no lo permitirá.

FESPAD hizo un llamado vehemente a Bukele y sus funcionarios para que «depongan su actitud revanchista que incita al odio, a la poca tolerancia y al irrespeto a la Constitución, las leyes y la institucionalidad» y advirtió que el ataque contra la caravana del FMLN fue causado por «esa carga de odio e intolerancia que desde hace unos meses se viene incubando en nuestro pueblo».

«El Salvador necesita construir paz social, a la cual contribuye la ayuda humanitaria que realizan sectores como Médicos Sin Fronteras y otras organizaciones. El presidente y su Gobierno tienen una alta responsabilidad en ese proceso y en las condiciones de seguridad en que debe desarrollarse esta labor», agregó.

FESPAD concluyó pidiendo a la población y la comunidad internacional a que estén vigilantes para que no ocurran en El Salvador otra vez «actos de terrorismo de Estado».

El ataque contra el FMLN ocurrió en el último día de enero, mes en que el presidente Bukele lideró una campaña de desprestigio contra los Acuerdos de Paz en El Salvador que en 1992 le pusieron fin a una cruenta guerra civil. El conflicto armado inició en 1980 tras el asesinato de monseñor Óscar Arnulfo Romero -declarado santo por el Vaticano- y después de décadas de fraudes electorales y constantes violaciones a los derechos humanos durante los gobiernos militares, los últimos cinco del partido PCN.

Tras los Acuerdos de Paz, el FMLN pudo inscribirse de manera legal como partido político ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE), organismo creado gracias a los mismos Acuerdos. Finalizada la guerra también fue parte de los acuerdos que la Fuerza Armada salvadoreña tuviera caracter apolítico, situación que busca ser revertida con las reformas constitucionales que impulsa el Gobierno.

 111 views

Tu opinión

Publicaciones relacionadas

¿Cuál es tu opinión?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe nuestra síntesis informativa | Whatsapp