Internacional

EEUU sanciona el mercado de valores chino: ¿qué impacto tendrá?

Los bancos de inversión de Estados Unidos adoptan medidas para excluir de la lista los valores chinos y los derivados relacionados. La Bolsa de Nueva York ha decidido iniciar el proceso de exclusión con tres empresas de telecomunicaciones chinas: China Telecom, China Mobile y China Unicom.

Así, los bancos Goldman Sachs, Morgan Stanley y JPMorgan informaron de retirar de la lista los derivados relacionados con las acciones de China Telecom, China Mobile y China Unicom que cotizan en Hong Kong.

Las preocupaciones de los inversores y empresas estadounidenses se pueden comprender. Durante un par de décadas, las empresas chinas han recaudado más de 140.000 millones de dólares en las bolsas estadounidenses. Según los datos publicados por la Oficina Estatal de Estadísticas de China, la inversión extranjera en tecnología china creció un 27,8% solo en los primeros 10 meses de 2020, y la inversión extranjera en I+D (la investigación y desarrollo) de China creció un 82%. De acuerdo a los cálculos de la empresa analítica británica Mergermarket, la inversión de las empresas estadounidenses en fusiones y adquisiciones en la República Popular China creció un 69% de enero a octubre de 2020 y alcanzó los 11.350 millones de dólares.

Aparentemente, los motivos políticos detrás de las sanciones de EEUU contra las empresas chinas no tienen nada que ver con los intereses comerciales de EEUU. Por ejemplo, para los bancos de inversión como Goldman Sachs y Morgan Stanley, la recompra de los derivados a los inversores es un costo adicional. Al mismo tiempo, es poco probable que estas sanciones tengan un efecto grave en el mercado de las finanzas estructuradas de Hong Kong en su conjunto, opinan los expertos del holding financiero HKEX que opera el mercado de valores y de futuros en Hong Kong

Huang Weiping, experto del Instituto de Economía de la Universidad Popular de China, está de acuerdo en que las actuales sanciones por sí solas no harán mucho daño a la economía de Hong Kong, y por consecuencia, la de China. Sin embargo, establecen un precedente peligroso, cree el experto.

«No sabemos cómo se desarrollará la situación durante la presidencia de Joe Biden, así que sigue habiendo incertidumbre aquí. Pero a juzgar por el comportamiento de los principales actores del mercado, podemos concluir que esperan que la política de sanciones continúe, y que bajo la Administración de Biden, EEUU se retire del mercado de Hong Kong. Creo que las estimaciones del HKEX son perfectamente justas y que no habrá mucho impacto en el mercado de Hong Kong tras estas sanciones», destacó el experto a Sputnik.

Sin embargo, este es un precedente muy peligroso porque podría comenzar a causar una caída en la confianza de los inversionistas en los otros productos estructurados que ofrece el mercado de Hong Kong, agregó el especialista. Desde este punto de vista, sí habrá un impacto. Pero en general, Hong Kong no se verá demasiado afectado y tiene que desarrollar medidas de respuesta propias.

Cómo reacciona Pekín

La reacción de Pekín no se hizo esperar. El Ministerio de Comercio de China anunció nuevas regulaciones que protegen los intereses de las empresas afectadas por las sanciones extranjeras. En virtud de esas normas, también se considerará responsables a las personas y entidades que contribuyan con sus acciones a la aplicación y ejecución de las sanciones extranjeras contra las empresas asociadas. Por otra parte, las normas también prevén la asistencia y los beneficios por parte del Gobierno para las empresas sujetas a sanciones extranjeras.

Los expertos señalan que son las empresas estadounidenses en la República Popular China las que pueden estar en la posición más vulnerable; o bien caerán bajo la presión y las sanciones de las autoridades estadounidenses, o bien perderán el prometedor mercado chino.

Por supuesto, no se puede decir que la guerra financiera entre EEUU y China no deje rastro para las empresas chinas. Por ejemplo, atraer préstamos en dólares se está haciendo más difícil, incluido en el mercado de valores de Hong Kong. Recientemente, el FMI redujo el pronóstico de crecimiento de la economía china para 2021 del 8,2% al 7,9% debido, entre otras cosas, a los riesgos financieros asociados con Hong Kong.

No obstante, como admiten los expertos del FMI, la economía china mostrará en cualquier caso un crecimiento más rápido en comparación con otros países. El impacto de Hong Kong en la economía de la RPC en su conjunto no tiene por qué ser exagerado, subrayó el experto Huang Weiping.

«En los primeros años de la política de la Reforma Económica China, el PIB de Hong Kong era una quinta parte del PIB de China. En aquel momento, sí era muy significativo. Ahora, el PIB de Hong Kong no supera el 2% del PIB de China. Por lo tanto, la situación en Hong Kong no afectará a la situación económica general de China. Además, el papel de Hong Kong como centro de inversiones, un vínculo entre los inversores extranjeros y el mercado de la RPC está disminuyendo gradualmente», reveló Huang.

En el pasado, el capital extranjero no sabía cómo entrar en China, así que lo hacía a través de Hong Kong; ahora, hay una oportunidad de invertir directamente. Por lo tanto, la posición de Hong Kong se está debilitando. Es importante comprender que China ya no depende de Hong Kong para obtener financiación, asegura el experto.

Es el atractivo de las perspectivas de desarrollo de China lo que hace que los inversores de todo el mundo aumenten sus inversiones en China a pesar de los obstáculos políticos, concluyó el economista.

 31 views

Tu opinión

Publicaciones relacionadas

¿Cuál es tu opinión?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Recibe nuestra síntesis informativa | Whatsapp