Internacional

Dos victorias demócratas en Georgia cambian el Senado de Estados Unidos

Los triunfos de Jon Ossoff y Raphael Warnock cristalizan la transformación política de Georgia y de Washington. Al ganar garantizan que a Joe Biden, el presidente electo, le resulte más sencillo implementar su agenda.

Con un par de victorias históricas el miércoles 6 de enero, los demócratas aseguraron el control del Senado de Estados Unidos con los resultados de las elecciones de segunda vuelta del estado de Georgia. El presidente electo, Joe R. Biden Jr., tendrá mayorías, aunque estrechas, en ambas cámaras del Congreso; una última y enfática reprimenda a los días finales del presidente Donald Trump en el cargo.

El reverendo Raphael Warnock derrotó a la senadora Kelly Loeffler y se convirtió en el primer demócrata negro electo al Senado en el sur de Estados Unidos. Y Jon Ossoff, el director de una empresa productora de vídeo de 33 años que jamás ha ocupado un cargo de elección popular, derrotó a David Perdue, quien acababa de completar su primer mandato como senador.

Los dos demócratas se sobrepusieron a sus oponentes republicanos por márgenes que son mayores que el umbral requerido para ameritar un recuento bajo la ley de Georgia.

Ambas victorias demócratas transformarán el balance de poder en Washington. A pesar de que tendrán el margen más ajustado posible en la Cámara de Representantes y el Senado, donde la vicepresidenta electa, Kamala Harris, tendrá el voto de desempate, los demócratas controlarán los comités, las legislaciones y nominaciones que se debatan en el pleno. Esta ventaja asegura que al menos algunos de los temas de la agenda de Biden se discutan.

La victoria de Ossoff sucede en un momento en que el liderazgo político de Estados Unidos ha quedado paralizado por la turba pro-Trump que irrumpió el Capitolio y detuvo la aceptación formal de los resultados del Colegio Electoral por parte del Congreso. Los extraordinarios eventos del día —disturbios que interrumpieron la transición pacífica del poder político— fueron la cristalización de la campaña de los demócratas de Georgia que se presentaron contra sus oponentes republicanos, que en ambos casos prometieron buscar revertir los resultados de la elección presidencial para mantener a Trump en la Casa Blanca.

Las derrotas del Partido Republicano en un estado que Biden ganó por un margen muy estrecho en noviembre, pero que de todos modos tiende políticamente a la derecha, también fueron una vívida postal de los peligros de apoyar a Trump. Puso en riesgo su mermado capital político con una aparición en el noroeste de Georgia en la víspera de las elecciones del estado. Y Perdue y Loeffler respaldaron de manera férrea al presidente durante la segunda vuelta, incluso cuando Trump se negó a reconocer la victoria de Biden y exigió descaradamente que funcionarios de Georgia anularan su derrota en el estado.

Las consecuencias políticas de la presidencia de Trump ahora son claras: su único mandato en la Casa Blanca concluirá con la pérdida republicana de la presidencia, la Cámara y el Senado bajo su mandato.

Ossoff y Warnock ganaron gracias a un esfuerzo frenético por impulsar que los votantes acudieran a las urnas que comenzó inmediatamente después de la elección de noviembre, cuando ninguno de los candidatos en ambas contiendas logró asegurar la mayoría requerida para evadir una segunda vuelta.

Al impulsar la participación entre los votantes liberales y negros en el periodo de votación anticipada, los demócratas obtuvieron una ventaja insuperable de cara al día de las elecciones.

Triunfaron gracias a márgenes abrumadoras en las ciudades de Georgia, victorias decisivas en los suburbios del estado que antes eran republicanos y por la mediocre participación el martes en los condados rurales que ahora constituyen la base del Partido Republicano.

 12 views

Tu opinión

Publicaciones relacionadas

¿Cuál es tu opinión?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Recibe nuestra síntesis informativa | Whatsapp