Internacional

Argentina aprueba vacuna Sputnik-V a la espera de recibir primeras dosis

Es la segunda vacuna en ser aprobada en Argentina, después de que la noche del martes se dio visto bueno a la elaborada por Pfizer

Argentina aprobó este miércoles el uso de la vacuna contra el COVID-19 elaborada por Rusia, la Sputnik-V, cuando se encuentra en plena logística para traer al país las primeras dosis.

“Autorizase con carácter de emergencia la vacuna Gam-COVID-Vac, denominada Sputnik-V, desarrollada por el Centro Nacional Gamaleya de Epidemiología y Microbiología de Rusia”, dice la resolución 2784 del Ministerio de Salud, de conformidad con las recomendaciones de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat).

Se trata de la segunda vacuna en ser aprobada, después de que e la noche del martes, se anunciara que la Anmat dio el visto bueno a la elaborada por Pfizer, a pesar de que el Gobierno aún no llegó a un acuerdo con la farmacéutica estadounidense para su provisión en el país.

Visita técnica a Moscú

El pasado 12 de diciembre, una comitiva oficial encabezada por la secretaria de Acceso a la Salud de Argentina, Carlos Vizzotti, y la asesora presidencial Cecilia Nicolini, partió a Moscú para ultimar los detalles del envío de la Sputnik V a Argentina.

En esa delegación hay técnicos de la ANMAT, el organismo oficial que debe aprobar las vacunas para su uso en el país sudamericano.

La resolución que el Gobierno dio a conocer hoy afirma que entre el 14 y el 18 de diciembre pasados se han realizado las visitas al Instituto Gamaleya “responsable de la construcción de la calidad y el encargado de realizar la liberación de los lotes elaborados” y a las plantas de Generium y Biocad, entre otras, que forman parte del proceso productivo.

Esas visitas, realizadas para la verificación técnica de los establecimientos y los procesos de fabricación utilizados en los productos, “arrojaron como resultado que los mismos son aceptables y compatibles con lo establecido en normativa vigente en Argentina”.

La Sputnik V obtuvo una “autorización de emergencia”, teniendo en cuenta la “situación actual de emergencia sanitaria, el contexto internacional que limita el acceso a otras alternativas por la disputa global que se presenta y en la medida en que los beneficios conocidos y potenciales son superiores a los riesgos conocidos y potenciales para la salud”.

Pero afirma que la Sputnik “actualmente se presenta como una herramienta terapéutica segura y eficaz de acceso” contra el COVID-19 y que la ANMAT “ha accedido a la información sobre su seguridad y eficacia mayor al 91 por ciento, así como la que indica que no se han presentados eventos adversos graves“.

En Argentina hubo una conmoción por las dudas que generó la seguridad de la aplicación en la población mayor de 60 años, cuando el presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que no se aplicaría la vacuna por tener 68 años.

“Los datos aportados y los análisis iniciales realizados por el titular del producto indican el uso de la vacuna en grupos etarios específicos, este tipo de autorizaciones se nutre del aporte secuencial y sucesivo de información adicional, cuyo análisis permitiría la posibilidad de ampliar su indicación de uso a otros grupos etarios a los establecidos inicialmente”, afirma la resolución.

La resolución agrega que en el Ministerio de Salud será quien monitoree la seguridad y la eficacia de la vacuna.

En una conferencia de prensa virtual, Kirill Dmitriev, director general del Fondo Ruso de Inversión Directa, que impulsa la Sputnik-V, consideró hoy que “es un gran día” para Argentina, para Latinoamérica y para Rusia, no solo porque el Argentina autorizó la vacuna, sino también “porque será despachada para su arribo justo para la Navidad”.

“Es una noticia de Navidad muy importante”, agregó, y destacó que “será el primer envío de la vacuna Sputnik V fuera de Rusia”, un paso “importante” en la asociación con Latinoamérica.

También reiteró que el nivel de eficacia de la vacuna es “muy alto” y demostró ser “segura” en los ensayos clínicos con seres humanos.

El vuelo que trae las primeras dosis

Un vuelo especial de la estatal Aerolíneas Argentinas, que partió ayer desde Buenos Aires, ya arribó a Moscú para traer al país suramericano un primer lote de la vacuna rusa Sputnik V contra el COVID-19.

Se prevé que el avión de Aerolíneas Argentinas regrese a Buenos Aires el próximo jueves con unas 300 mil dosis de la vacuna.

Aún no está fijado el día del inicio de la vacunación, pero el Ejecutivo quiere que sea antes de fin de año.

El pasado día 10, Argentina anunció la firma de un acuerdo con Rusia para la provisión de las dosis necesarias para vacunar a 10 millones de personas en el país sudamericano, cuya población total asciende a unos 45 millones de habitantes.

La vacuna rusa será la primera en llegar a Argentina, cuando los casos de COVID-19, que ascienden hasta el momento a  un millón 555 mil 279, comienzan a crecer nuevamente, de los cuales 42 mil 254 han sido mortales.

Además del acuerdo con RusiaArgentina ha firmado contratos de provisión con AstraZeneca, que desarrolló una vacuna junto a la Universidad de Oxford, y con la alianza internacional Covax, que depende de Naciones Unidas.

 6 views

Tu opinión

Publicaciones relacionadas

¿Cuál es tu opinión?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Recibe nuestra síntesis informativa | Whatsapp