Nacional

Banco de México no recortó la tasa de interés por la presión inflacionaria se mantiene en 4,25 por ciento

Según el documento compartido por el regulador, cuatro de los cinco miembros de la junta votaron por frenar los recortes

El Banco de México (Banxico) no recortó la tasa de interés en su última decisión de política monetaria, que mantuvo en el 4,25 por ciento, por la presión inflacionaria, reveló el emisor al publicar la minuta de esa reunión.

Según el documento compartido por el regulador, cuatro de los cinco miembros de la junta votaron por frenar los recortes -habían sido seis en los últimos seis meses- ante la “conveniencia de consolidar una trayectoria decreciente para la inflación general y subyacente hacia la meta de 3 por ciento” al cierre del año.

La mayoría de la junta mencionó antes de tomar la decisión que “la inflación general anual aumentó entre septiembre y octubre”, mes en el que fue la más alta en 17 meses, y que “su evolución excedió las proyecciones del Banco de México”.

Antes del estallido de la pandemia, la tasa de interés estaba en el 7 por ciento, cifra que el emisor fue recortando para proveer de liquidez a la economía mexicana ante la crisis derivada de la pandemia de COVID-19.

El del pasado 12 de noviembre fue el primer anuncio de política monetaria sin recortes desde agosto de 2019, cuando la tasa se encontraba en el 8.25 por ciento y el regulador empezó un ciclo de relajamiento.

La decisión, además de la evolución de la inflación, tuvo en cuenta los riesgos que todavía persisten por la pandemia para la actividad económica y los mercados financieros, sujetos todavía a un entorno de volatilidad.

El voto disidente lo emitió el subgobernador del Banco de México, Jonathan Heath, quien consideró oportuno reducir la tasa de interés en otros 25 puntos base y ubicarla en un nivel del 4 por ciento.

Heath apuntó como el principal problema a la hora de regular la política monetaria “la profunda caída en la actividad económica, su afectación hacia el mercado laboral y la expectativa de que la recuperación será débil, difícil y prolongada”.

Ante la dificultad de instrumentar mayores estímulos fiscales, se necesita más de la política monetaria; se requiere una tasa todavía más baja para ayudar al proceso de recuperación”, expresó.

Este miércoles el Banxico mejoró su pronóstico sobre el producto interno bruto (PIB) del país y estimó que se contraerá un 8.9 por ciento en 2020 en su escenario más probable, dentro de un rango que contempla un intervalo de decrecimiento de entre 8.7 por ciento y 9.3 por ciento.

La economía mexicana, según las cifras oficiales, repuntó un 12.1 por ciento en el tercer trimestre frente a los tres meses anteriores gracias a la reactivación social y económica del país, pero mantuvo una caída interanual del 8.6 por ciento.

Con información de EFE

 1 views

Tu opinión

Publicaciones relacionadas

¿Cuál es tu opinión?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Recibe nuestra síntesis informativa | Whatsapp