Internacional

Encuentran a Rosario Porto, la madre de Asunta Basterra, ahorcada en su celda en la cárcel de Brieva

Funcionarios de la cárcel de Brieva, en Ávila, han encontrado a Rosario Porto muerta en su celda, colgada de un cinturón de tela atado a la ventana. La madre de Asunta Basterra cumplía 18 años de condena por el asesinato de la niña en La Coruña

Rosario Porto, la madre de Asunta Basterra condenada junto a su ex marido por el asesinato de la niña ha aparecido muerta esta mañana ahorcada en su celda de la cárcel de Brieva (Ávila) en la que permanecía desde el pasado mes de marzo.

Según han confirmado fuentes penintenciarias, los funcionarios de la prisión la encontraron en la mañana de este miércoles sin vida en la celda. La echaron de menos en el recuento de primera hora, se dirigieron a su celda y la encontraron colgada. Para quitarse la vida utilizó un cinturón de tela que ató a la ventana.

Rosario Porto y Alfonso Basterra fueron condenados por la Audiencia Provincial de A Coruña, el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) y el Tribunal Supremo a 18 años de prisión por el asesinato de su hija adoptiva Asunta Basterra, cuyo cadáver fue hallado el 22 de septiembre de 2013 en una cuneta del municipio coruñés de Teo, próximo a Santiago de Compostela. De esos 18 años de pena ya había cumplido siete, pues permanecía en prisión desde pocos días después del crimen.

Fuentes penitenciarias consultadas por EL MUNDO han confirmado que se trataba de una persona muy inestable, como se había podido comprobar ya en su paso por las prisiones gallegas de Teixeiro (A Coruña) y A Lama (Pontevedra), en las que se le aplicó el protocolo antisuicidios. Este año había sido trasladada a Ávila y se encontraba en enfermería.

Ella siempre ha sostenido su inocencia y, durante todos estos años que ha permanecido en la cárcel ha intentado suicidarse en varias ocasiones. En la última que había salido a la luz, hace dos años, en noviembre de 2018, había utilizado un método similar al que finalmente acabó con su vida este miércoles: enroscarse un cordón al cuello mientras estaba en la ducha. Sus intentos previos habían sido por ingesta masiva de pastillas.

Este miércoles, los funcionarios que localizaron su cuerpo ahorcado alertaron al 112 y se le practicaron maniobras de reanimación, si bien todas resultaron sin éxito y finalmente se certificó su fallecimiento.

UN HISTORIAL COMPLICADO

Rosario Porto estaba bajo tratamiento psiquiátrico desde su ingreso en prisión preventiva en 2013 y siempre ha tomado abundante medicación. En su paso por la prisión de Teixeiro, en 2017, incluso acabó en el hospital a causa de una mala reacción a un tratamiento que estaba siguiendo después de que los funcionarios la encontraran «semiinconsciente» tirada en su celda.

Las otras ocasiones en las que fue localizada en condiciones similares sí fueron por intento de autolesión. Así, por ejemplo, en agosto de 2015, fue localizada en su celda, abrazada a una foto de su hija Asunta Basterra tras haber ingerido una cantidad anormalmente alta de relajantes musculares. Además, durante el juicio en la Audiencia de La Coruña salió a la luz un intento de suicidio previo al crimen de su hija adoptiva, en el año 2009.

En estos años también ha tenido intentos de suicidio que fuentes consultadas por este periódico calificaron como episodios rodeados de ciertas dudas sobre sus verdaderas intenciones, pues, por ejemplo, en el de hace dos años en la prisión de A Lama ella misma había avisado a gritos a su compañera de celda, que actuaba como presa sombra para prevención de suicidios y la encontró con el cordón de una sudadera parcialmente enrollado al cuello. Además, en los días previos había tenido un comportamiento problemático y falta de higiene, estando varias jornadas sin ducharse.

INVESTIGACIÓN DE INSTITUCIONES PENITENCIARIAS

En la cárcel de Ávila estaba sola en una celda de Enfermería y, además de dar aviso al Juzgado de Guardia y a sus allegados, el centro penitenciario ha abierto una investigación para esclarecer lo ocurrido. De momento, a la espera del resultado de la autopsia, no han trascendido más detalles de las circunstancias que han rodeado su muerte.

Rosario Porto ha intentado defender su inocencia hasta el final e incluso acudió al Tribunal Constitucional, si bien su recurso no fue admitido a trámite «por no apreciar en el mismo la especial trascendencia constitucional» requerida para que se justificara la intervención de este órgano judicial.

La ahora fallecida Rosario Porto y su marido adoptaron a Asunta Basterra con apenas unos meses en China y, según las sentencias de los tres tribunales que les han condenado, en 2013, cuando tenía 12 años, se pusieron de de acuerdo para suministrarle repetidamente durante al menos tres meses un medicamento que contenía el principio activo del lorazepam, probablemente Orfidal.

El día 21 de septiembre de 2013, le dieron de nuevo el fármaco en una «dosis tóxica» y la asfixiaron en la vivienda familiar que poseían en la localidad de Montouto (Teo) sin que la niña tuviese posibilidad de defenderse.

La sentencia del Supremo, la última de las dictadas, concluye que tan sólo se puede situar a Rosario Porto en la casa de Montouto, a escasos kilómetros de la cuneta en la que se localizó el cadáver, de modo que tan sólo ella la habría asfixiado, pero condena a los dos padres con la misma pena y por el mismo delito de asesinato al entender que todo fue una trama urdida por los dos.

Tu opinión

Publicaciones relacionadas

¿Cuál es tu opinión?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Recibe nuestra síntesis informativa | Whatsapp