Nacional

Desestimó EU cargos contra Cienfuegos por política exterior

Agrega que los mexicanos informaron que la Fiscalía General de la República había iniciado su propia investigación contra Cienfuegos

El Gobierno de Estados Unidos decidió cancelar por ahora el proceso contra el General Salvador Cienfuegos en ese país por razones de política exterior, que consideró más importantes que lograr una condena contra el militar mexicano, al que acusó de proteger al narcotráfico y lavar dinero.

Sin embargo, el indictment o acusación contra Cienfuegos será desestimado «sin prejuicio», lo que quiere decir que el asunto no está totalmente cerrado, sino que la Fiscalía eventualmente podría solicitar a la Corte su reapertura.

«Los Estados Unidos han determinado que consideraciones de política exterior sensibles e importantes, tienen mayor peso que el interés del gobierno en mantener la persecución penal del acusado, bajo la totalidad de las circunstancias, y, por tanto, requiere desestimar el caso», dice la moción presentada este lunes ante la jueza Carol Bagley Ammon.

«Luego del arresto del acusado (en octubre pasado, en Los Angeles), oficiales del gobierno de México, que no estaba enterado de la acusación al momento del arresto, iniciaron discusiones con funcionarios del gobierno de Estados Unidos, en relación a los cargos en su contra», narra el documento.

Agrega que los mexicanos informaron que la Fiscalía General de la República había iniciado su propia investigación contra Cienfuegos, lo que llevó al acuerdo para que sea procesado primero en México, donde tuvieron lugar los hechos que se le imputan.

Bajo la orden que aún debe firmar la jueza Bagley, Cienfuegos aceptará voluntariamente salir de Estados Unidos, a donde ingresó legalmente como turista, y será escoltado por el Servicio de Alguaciles Federales, o US Marshalls, hasta territorio mexicano.

La Fiscalía para el Distrito Este de Nueva York pretendía mantener bajo sello esta moción hasta la audiencia de estatus con la jueza, agendada para mañana, pero Bagley Ammon rechazó hoy que hubiera razones para la secrecía y ordenó publicar los documentos, lo que obligó a los gobiernos de México y Estados Unidos a revelar el acuerdo.

Un protocolo al tratado de extradición México-Estados Unidos permite que un acusado que ya fue juzgado en uno de los países sea trasladado temporalmente al otro para enfrentar proceso en sus tribunales, si es que tiene cargos penales en ambas naciones.

Bagley llevó el proceso contra Edgar Veytia, ex fiscal de Nayarit condenado a 20 años de cárcel, y también está a cargo de un maxi proceso contra unos veinte integrantes del Cártel H2, al que protegieron Veytia y presuntamente Cienfuegos.

En la Corte para el Distrito Este de Nueva York también están en curso procesos contra el ex Secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, y contra tres de sus ex subalternos en la Policía Federal y la SSP, dos de los cuales no han sido detenidos.

Por regla general, los jueces estadounidenses no pueden mantener abierto un proceso una vez que la Fiscalía desiste de mantener los cargos.

Tu opinión

Publicaciones relacionadas

¿Cuál es tu opinión?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Recibe nuestra síntesis informativa | Whatsapp