COVID-19Internacional

Eli Lilly frena tratamiento por inseguro apenas horas después de que J&J detuviera su vacuna

Eli Lilly and Co anunció este martes que su ensayo clínico de un tratamiento de anticuerpos contra el nuevo coronavirus, que es patrocinado por el Gobierno, se ha detenido por motivos de seguridad

Ciudad de México, (RT/AP).- Con sólo unas horas de diferencia, dos de las principales farmacéuticas en el mundo que están en la búsqueda de la vacuna y tratamientos contra la COVID-19 anunciaron la suspensión de ensayos debido a reacciones negativas en voluntarios.

La farmacéutica estadounidense Eli Lilly and Co anunció este martes que su ensayo clínico de un tratamiento de anticuerpos contra el nuevo coronavirus, que es patrocinado por el Gobierno, se ha detenido por motivos de seguridad.

Una portavoz de la firma señaló que aceptan la recomendación de la Junta de Monitoreo de Seguridad de Datos (DSMB), un grupo independiente de expertos médicos que monitorean los ensayos clínicos, que había recomendado la pausa de las pruebas.

“Lilly apoya la decisión de la DSMB de garantizar cautelosamente la seguridad de los pacientes que participan en este estudio”, subrayaron desde la farmacéutica sin ofrecer detalles de los posibles efectos secundarios que pudieron haber presentado los pacientes.

El anuncio se produce poco después de que los ensayos que realiza la farmacéutica Johnson & Johnson sobre la vacuna contra la COVID-19 fueran suspendidos debido a una enfermedad inexplicable que presentó uno de los participantes.

Johnson & Johnson explicó que “la enfermedad del participante está siendo revisada y evaluada” por la DSMB, así como por sus médicos.

Directivos de Johnson & Johnson dijeron que les tomará varios días conocer en detalle la enfermedad de causa desconocida que afectó a un participante en la última fase de una vacuna experimental contra el COVID-19 y que obligó a poner en ensayo en pausa.

La enfermedad “podría no estar relacionada con la vacuna”, dijo Mathai Mammen, jefe de investigación de desarrollo de Janssen, la subsidiaria de Johnson & Johnson que desarrolla medicamentos.

Mammen dijo que aún no saben si el participante enfermo recibió la vacuna experimental o un placebo.

Un episodio similar ocurrió en septiembre, cuando se suspendió la tercera fase de los ensayos clínicos de la vacuna contra el coronavirus de la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca.

La aparición de síntomas inesperados en dos mujeres que recibieron su vacuna experimental en el Reino Unido obligó a la empresa a detener sus pruebas en dos ocasiones.

FUENTE: SIN EMBARGO

Tu opinión

Publicaciones relacionadas

¿Cuál es tu opinión?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Recibe nuestra síntesis informativa | Whatsapp