Nacional

Murieron 351 tortugas en 6 meses en Baja California Sur

Un total de 351 tortugas caguama, especie en peligro de extinción, son localizadas muertas de enero a junio de este año en una playa de Baja California Sur

Las tortugas caguamas de mar (caretta caretta) realizan uno de los viajes más largos conocidos de cualquier especie de tortuga marina. Adaptada para estas largas migraciones, las caguamas del Norte del Pacífico tienen una pequeña concha y una aleta ampliada.

Cada año emigran más de 7,500 millas entre las playas de anidación en Japón y los campos de alimentación en la costa de México. En el camino, tienen que navegar evitando millones de anzuelos fijos de líneas de pesca en los océanos del mundo.

Un total de 351 tortugas caguama han sido localizadas muertas de enero a junio de este año en una playa de Baja California Sur, en el noroeste mexicano, en la misma área donde la semana pasada se encontraron 137 lobos marinos muertos, denunciaron el martes las organizaciones Centro para la Diversidad Biológica y Centro mexicano de Derecho Ambiental (Cemda).

Estas cifras superan las registradas en todo 2019, por lo que estos colectivos pidieron que se detenga la actividad de las pesquerías en esa zona del Golfo de Ulloa.

Las ONG recuerdan que la normativa mexicana en vigor para refugios pesqueros como ése establece que si mueren más de 90 tortugas debe suspenderse la pesca comercial con redes de enmalle, cimbras o palangres durante el resto del año.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente ya investiga la muerte de los lobos marinos en los que, según un comunicado del pasado fin de semana, no se observaban «marcas de origen antropogénico provocadas por redes (artes de pesca) o golpes y cortes causados por algún tipo de embarcación».

La mortandad de la fauna marina no es nueva. El año pasado se encontraron sin vida 331 tortugas caguama, 10 delfines, 15 lobos marinos, 131 tortugas prieta, 8 tortugas golfina y 6 ballenas.

En 2018 fueron 459 tortugas caguama y 97 tortugas prieta, de acuerdo a información obtenida por los colectivos ecologías a través de la Plataforma Nacional de Transparencia.

«Nos preocupa que la mortandad de tortuga caguama en el Golfo de Ulloa se esté agravando y que las autoridades ambientales sigan sin hacer cumplir con la regulación aplicable«, señaló Mario Sánchez, director de la oficina regional Noroeste del Cemda, en un comunicado.

El colectivo recuerda que el hallazgo de los 137 lobos marinos muertos evidencia la seria situación que enfrentan las especies marinas y urgió al gobierno federal a atender este problema con «un presupuesto adecuado».

En el Golfo de Ulloa se ha registrado la mayor mortalidad por captura incidental de tortuga caguama en el mundo. Estos animales quedan atrapados en las redes cuando las áreas de pesca coinciden con sus zonas de alimentación.

LAS TORTUGAS CAGUAMAS

De acuerdo con el Center for Biological Diversity, los palangreros transoceánicos de pez espada y atún despliegan miles de anzuelos cebados en las líneas que pueden extenderse por más de 60 millas. Estos ganchos atrapan y matan no sólo al pez espada y al atún, sino también a miles de tortugas marinas, aves marinas, mamíferos marinos y tiburones. Asimismo, los pescadores con redes de malla enredan y ahogan muchas de estas especies, incluyendo a las caguamas.

El Centro ha iniciado en varias ocasiones litigios para limitar las prácticas de pesca comercial en las costas este y oeste de los Estados Unidos y en Hawái. Después de una exitosa demanda, la pesca de palangre de pez espada se prohibió a lo largo de la costa oeste. Sin embargo, una vez que logramos un alivio para las tortugas sitiadas en un solo lugar, el Servicio Nacional de Pesquerías Marinas le permite a la pesca destructiva continuar en otro lugar. Ha sido el juego de trile, pero vamos a persistir hasta que las tortugas ya no se estén ahogando en equipos de pesca comercial.


Salvar a las tortugas marinas caguamas también significa garantizar que cuentan con la protección otorgada a ellas bajo el Acta de Especies en Peligro de Extinción.

En 2011, en respuesta a una petición del Centro, la tortuga caguama en el Pacífico fue declarada una especie en peligro de extinción, lo que reconoce el peligro al que continúan enfrentándose y se ha reclasificado la amenaza.

Ahora, el Centro nos ha comprometido a asegurar que las tortugas marinas caguamas tengan un hábitat protegido tanto en el Pacífico como en el Atlántico. En octubre de 2012 presentamos una demanda en contra del gobierno de Obama buscando proteger el hábitat crítico para las tortugas caguamas marinas del Pacífico en peligro de extinción a lo largo de la costa oeste de EU. y en todo el Océano Pacífico. Después de que presentamos la demanda para ganar el hábitat crítico tanto para las poblaciones del Pacífico como para las poblaciones del Atlántico, en julio de 2014, el gobierno federal finalmente protegió 685 millas de playas de Mississippi a Carolina del Norte y más de 300,000 millas cuadradas de océano en las costas del Atlántico y del Golfo.

Tu opinión

Publicaciones relacionadas

¿Cuál es tu opinión?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Recibe nuestra síntesis informativa | Whatsapp