Internacional

Trump admitió que minimizó intencionalmente la amenaza del virus

En entrevistas con el periodista Bob Woodward en marzo el presidente estadounidense reconoció que le restaba importancia a la gravedad de la pandemia para no causar pánico.

El presidente Donald Trump reconoció a principios de este año al periodista Bob Woodward que conscientemente había minimizado el coronavirus, a pesar de que sabía que era “mortal” y mucho más grave que la gripe estacional.

“Esto es algo mortal”, dijo Trump a Woodward el 7 de febrero en una de las entrevistas que realizó al presidente para su próximo libro, Rage. The Washington Post y CNN recibieron copias anticipadas del libro y publicaron detalles el miércoles.

“Solo se respira el aire y así es como se pasa”, dijo Trump. “Así que es muy difícil. Es muy delicado. También es más mortal que la gripe más agotadora”.

Publicaciones relacionadas

Esa era una historia muy diferente a la que Trump le contaba al público.

“Siempre quise restarle importancia”, le dijo Trump a Woodward el 19 de marzo. “Todavía me gusta restarle importancia, porque no quiero crear pánico”.

El asesor de seguridad nacional, Robert O’Brien, le advirtió al presidente el 28 de enero que el coronavirus representaba la “mayor amenaza a la seguridad nacional” de su presidencia, según una reseña del libro hecha por CNN. Trump dijo más tarde que no recordaba la advertencia.

En la sesión informativa de la Casa Blanca del 9 de septiembre, poco después de que el contenido del libro se hiciera público en los medios, la secretaria de prensa, Kayleigh McEnany, afirmó que el presidente, quien intencionalmente engañó al público sobre el virus, no había mentido.

“Este presidente hace lo que hacen los líderes, los buenos líderes”, dijo. Y continuó: “El presidente nunca le ha mentido al público estadounidense sobre la COVID”.

En público, Trump afirmó repetidamente desde el principio que el virus desaparecería. El 22 de enero, cuando un reportero de la CNBC le preguntó si había “preocupación por una pandemia”, el presidente respondió: “No, en absoluto. Lo tenemos totalmente bajo control. Es una persona que viene de China, y lo tenemos bajo control. Todo estará bien”.

El 10 de febrero predijo que para abril, “cuando hace un poco de calor, desaparece milagrosamente”. Y el 26 de febrero, en una conferencia de prensa de la Casa Blanca, al comentar sobre los primeros casos reportados en el país, dijo: “Vamos a estar muy pronto con solo cinco personas. Y podríamos estar con solo una o dos personas en el próximo período de tiempo. Así que hemos tenido muy buena suerte”.

Pero a mediados de marzo el presidente afirmaba públicamente que sintió “que era una pandemia mucho antes de que se llamara pandemia”. Para entonces, según los expertos, la nación ya se había quedado atrás en las medidas que debía tomar para combatir el virus, desde aumentar la capacidad de pruebas hasta distribuir equipos de protección a los trabajadores de la salud.

En otra parte del libro, según CNN, el exsecretario de Defensa, el general James Mattis, es citado llamando a Trump de “peligroso” e “inepto”. Dijo que discutió con el exdirector de la oficina de inteligencia nacional, Dan Coats, si debería hacer una “acción colectiva” para hablar públicamente en contra de Trump. Y Woodward incluye una anécdota sobre Trump, a quien se escuchó decir en una reunión: “Mis malditos generales son un montón de cobardes” que se preocupan más por las alianzas que por los acuerdos comerciales.

FUENTE: The New York Times

Tu opinión

Publicaciones relacionadas

¿Cuál es tu opinión?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Recibe nuestra síntesis informativa | Whatsapp