Nacional

Tribunal ordena a encargados de obra de “Estela de Luz” devolver millones por alterar los costos

La construcción de la obra fue ordenada porFelipe Calderón y en la Cuenta Pública 2011, la ASF halló pagos improcedentes por 248.9 millones de pesos en la compra de acero estructural.

La Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA) ratificó la responsabilidad resarcitoria que tienen dos responsables de la construcción del monumento Estela de Luz.

De acuerdo con el diario Reforma, el TFJA confirmó hoy las sanciones por la simulación de compra de acero para la construcción.

Este monumento fue ordenado por el expresidente Felipe Calderón Hinojosa y su construcción fue muy cuestionada. En la Cuenta Pública 2011, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) halló pagos improcedentes por 248.9 millones de pesos en la compra de acero estructural. También encontró erogaciones presumiblemente ilegales por 150.3 millones de pesos, “como resultado de la incorrecta integración de precios y de diferencias en conceptos de obra”.

La obra costó más de mil millones de pesos. En su momento fue llamada también “Monumento a las Víctimas de la Guerra de Calderón”.

Las sanciones ratificadas por el tribunal señalan como responsables de irregularidades en la construcción a Andrés León Reguera, residente de obra, y a Juan Alberto Bravo Hernández, asesor técnico administrativo, quienes trabajaban para la paraestatal III Servicios, encargada de contratar a empresas privadas que realizaron la construcción, según detalló el diario.

La ASF determinó en marzo de 2019 que León Reguera debe responder por un daño de 216.3 millones de pesos, mientras que Bravo Hernández debe hacerlo por 230 millones de pesos.

III SERVICIOS Y LA ESTELA DE LUZ

Detrás de la Estela de Luz, Agustín Castro Benítez es un nombre clave, de acuerdo con información de la periodista Linaloe R. Flores publicada en diciembre de 2019 por SinEmbargo. En junio de 2009, el expresidente Felipe Calderón (2006-2012) lo nombró como director de III Servicios S.A. de C.V, una filial de Petróleos Mexicanos (Pemex), con la encomienda de edificar la obra que conmemoraría el centenario de la Revolución y el bicentenario de la Independencia. Pero 14 meses después -en agosto de 2010-, tuvo que dejar el cargo porque le resultó imposible entregar el trabajo pactado. Un año después, por las irregularidades en la obra, se ganó la inhabilitación de la Secretaría de la Función Pública por 12 años.

Pero en este breve paso por la Administración Pública Federal, el hombre en cuya actuación se originó la trama de sobreprecios de la Estela de Luz, gastaba 747 mil pesos al mes (un millón 110 mil pesos de ahora) en adquisiciones que no estaban relacionados con la edificación de la obra a su cargo, consta en el histórico del Portal de Obligaciones y Transparencia.

En diciembre de 2009, ordenó un vehículo marca Mitsubishi, Galant Ralliart, automático por 275 mil 455 pesos (409 mil 512 pesos de ahora); además de ocho camionetas pick up, doble cabina, con aire acondicionado, cristales tintados y alarma electrónica por un millón 680 mil pesos (dos millones 497 mil 614 pesos de ahora).

En cuanto al mobiliario, para montar su oficina contrató a la empresa Muebles de Marca por 249 mil 931 pesos (371 mil 533 pesos de ahora) para adquirir un nuevo escritorio y sillas. Las ventanas se protegieron con nuevas persianas. Mandó comprar cinco de 5.23 metros, dos de 2.70 metros, una de 4.64 metros y otra más de 3.02 metros en lo que gastó 60 mil 499 pesos (89 mil 942 pesos de ahora).

Por un monitoreo en los periódicos, revistas y portales sobre los impactos del proyecto “Estela de Luz”, contrató a la empresa F.J. Comercializadora por 220 mil pesos (327 mil 68 pesos), de febrero a octubre de 2010. Y luego, ordenó una encuesta para conocer la efectividad de sus funciones en la empresa que dirigía en el mercado inmobiliario con Basis Consultores en Recursos Humanos mediante un contrato que duró veinte días por 249 mil 500 pesos (370 mil 925 pesos con 54 centavos de ahora).

También, a su llegada a III Servicios, se ordenó la elaboración de un video corporativo de seis minutos al que sólo los trabajadores podían tener acceso desde las páginas web de la empresa. El contrato fue por 150 mil pesos (223 mil pesos de ahora) con Karam Inovation Technology. Pero todo esto, sólo duró poco más de un año.

De lo que hacía Castro Benítez, el ex Presidente Calderón Hinojosa estaba enterado. El mismo funcionario lo dijo en reuniones de trabajo. Según él, venía designado de la Oficina de la Presidencia de la República con la encomienda de realizar la licitación de la Estela de Luz. Decía que era a esa Oficina a la que debía reportar de sus actos y decisiones.

Así quedó asentado en una demanda en la Fiscalía General de la República, interpuesta por el Abogado Gabriel Regino y ocho ex trabajadores de III Servicios, el pasado 25 de noviembre, en contra del ex Primer Mandatario, Felipe Calderón Hinojosa y la Jefa de su Oficina, Patricia Flores Elizondo, por su probable responsabilidad en los delitos de abuso de autoridad y ejercicio indebido de funciones.

Desde 2010, el Abogado Gabriel Regino ha defendido a esos ocho ex trabajadores de la empresa III Servicios de la acusación de beneficiarse del sobreprecio por mil 100 millones de pesos que al final tuvo la Estela de Luz.

Tu opinión

Publicaciones relacionadas

¿Cuál es tu opinión?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Recibe nuestra síntesis informativa | Whatsapp