Chetumal

Quintana Roo, tercer lugar con casos de Hepatitis A en el sureste

De acuerdo con la estadística de la Secretaría de Salud federal, hasta el momento en el estado se ha diagnosticado a 18 personas con la enfermedad, siendo superado por Chiapas (81) y Yucatán (68).

Quintana Roo es el tercer estado con más casos acumulados de Hepatitis A en el sureste mexicano, enfermedad que generalmente se adquiere en la infancia a través de la ingesta de agua o alimentos contaminados y que se vuelve más peligrosa conforme aumenta la edad del paciente. 

De acuerdo con la estadística de la Secretaría de Salud federal, hasta el momento en el estado se ha diagnosticado a 18 personas con la enfermedad, siendo superado por Chiapas (81) y Yucatán (68). 

Se estima que en promedio ocho de cada 10 personas se contagian a través de alimentos o agua contaminados por heces de una persona infectada por el virus; aunque también se puede contraer en guarderías o de los trabajadores que manejan alimentos. 

Gloria Huerta, especialista en infectología pediátrica y gerente de vacunas de GSK México, explicó que la mayoría de los contagios que ocurren antes de los seis años evolucionan de manera natural, sin presentar los síntomas característicos de la enfermedad. 

Sin embargo, señaló que desde la década de los 90, los casos en el país se ha presentado cada vez más en población de mayor edad, quienes tienen mayor riesgo de presentar complicaciones, incluso de desarrollar una hepatitis fulminante, cuya probabilidad de supervivencia es de 40%. 

“Al mejorar la calidad del agua y medidas de saneamiento, nos empezamos a enfermar más tarde en nuestra infancia, cuando es más sintomática. 

En Latinoamérica es una de las principales causas de hepatitis fulminante, es decir, que de repente deja de funcionar el hígado trayendo consecuencias muy graves”, dijo. Asimismo, indicó que no todos desarrollan este estado de gravedad, ya que depende de la vulnerabilidad de la persona, siendo los más susceptibles las personas con un sistema inmunodeprimido, es decir que tienen enfermedades hepáticas previas, VIH o cáncer. 

“Existe una manera de prevenirla y es por medio de una vacuna que se aplica a partir del año de edad y seis o 12 meses después el refuerzo, esto previene en 90% la enfermedad, es una dosis realmente efectiva”, dijo.

FUENTE: SIPSE

Tu opinión

Publicaciones relacionadas

¿Cuál es tu opinión?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Recibe nuestra síntesis informativa | Whatsapp
Cerrar