Internacional

Irak sella acuerdo energético con Arabia Saudita y se aleja de Teherán

Actualmente Irak goza de un permiso de 120 días para importar energía desde Irán, concedido por Washington para que esas sanciones no afecten a su aliado

El viceprimer ministro y ministro de Finanzas iraquí, Ali Abdulamir Alaui, selló este sábado un acuerdo con Arabia Saudita para que el reino provea de energía a Irak, que dejará de importar electricidad y gas desde Irán en aplicación de las sanciones estadounidenses contra Teherán.

Alaui, que actúa también como ministro de Petróleo en funciones, realizó una visita a Arabia Saudí, donde se reunió con el ministro de Energía, el príncipe Abdelaziz bin Salman, con el que acordó activar la conexión eléctrica entre Arabia Saudí e Irak para que este último reciba energía del reino.

Además, acordaron “la inversión y participación para financiar proyectos para la producción, transporte y distribución de energía en Irak”, según explicó Alaui a través de su cuenta de Twitter.

En el marco de esos proyectos, empresas saudíes invertirán en el campo de gas de Okaz, situado en el oeste de Irak, cerca de la frontera con Siria y uno de los más grandes del país, a partir de comienzos del próximo año, agregó el ministro iraquí.

Además de los pactos en materia de energía con Arabia Saudita, Alaui dio la bienvenida a la intención del reino de enviar un embajador a Bagdad “a la mayor brevedad”, después de su ausencia desde 2017.

Las relaciones entre ambos son tirantes desde hace décadas y Arabia Saudí sólo reabrió en enero de 2016 su embajada en Bagdad, que había permanecido cerrada desde que Irak invadió Kuwait en 1990.

La visita a Riad de Alaui marca un acercamiento al eje suní del nuevo Gobierno iraquí encabezado por Mustafa al Kazemi, que tomó posesión a principios de mayo.

Muestra de ello es el anuncio de Alaui de que su Gobierno cumplirá con las sanciones de Estados Unidos contra Irán y dejará de importar electricidad y gas desde este país, aunque no especificó a partir de qué fecha.

Actualmente Irak goza de un permiso de 120 días para importar energía desde Irán, concedido por Washington para que esas sanciones no afecten a su aliado, Irak.

Bagdad siempre mantiene un delicado equilibrio entre sus dos principales socios, Irán y EEUU, aunque las tensiones entre ambos estallaron en suelo iraquí a principios de año con el asesinato del comandante iraní Qasem Sulimani en un ataque estadounidense.

Con información de EFE

Tu opinión

Publicaciones relacionadas

¿Cuál es tu opinión?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Recibe nuestra síntesis informativa | Whatsapp