Internacional

Un millar de aislados en el hotel de Tenerife donde se alojó la pareja italiana con coronavirus

Lo que iban a ser unas vacaciones invernales en un hotel en la playa en Tenerife se han convertido, para centenares de turistas, en un encierro forzoso. Cerca de un millar de personas, entre huéspedes y trabajadores, permanecen aisladas en el H10 Costa Adeje Palace desde que la noche del lunes un turista italiano que se alojaba en el establecimiento diera positivo en las pruebas del coronavirus. Agentes de la Policía Nacional custodian el complejo, situado en el sur de la isla, siguiendo órdenes de las autoridades sanitarias, según fuentes policiales. También hay miembros de la policía local de Adeje vigilando que nadie entre ni salga del resort, que tiene cerrados todos los accesos, incluido el de la playa.

Fuentes de la Consejería de Sanidad canaria, que no quieren emplear los términos aislamiento ni cuarentena, explican que se está realizando un control sanitario a las personas que pudieron estar en contacto con el paciente, siguiendo el protocolo establecido. A lo largo de la mañana de este martes se ha tomado la temperatura a los empleados. Una trabajadora, que no quiere ser identificada, ha relatado por teléfono que el personal permanece en sus puestos, con mascarillas, y que no tienen permitido deambular por el complejo. «Estamos agotados», explica, pues muchos han encadenado el turno con el de la noche anterior, aunque el hotel les ha facilitado habitaciones para descansar.

Durante la mañana de este martes, la policía solo ha permitido pasar al camión de Ricardo Palacios, un empresario que suministra habitualmente carne al hotel. Según Palacios, ha llamado al gerente del establecimiento para ver en qué podía ayudar. Atendiendo a su petición, ha llegado a media mañana con mil mascarillas, 300 pares de guantes y botellas de agua, que ha descargado en la entrada del hotel.

Las mascarillas se han convertido precisamente en uno de los bienes más codiciados en la zona. Un farmacéutico del núcleo urbano de Adeje asegura que tienen casi agotadas las existencias, así como de gel de manos, y que lo mismo sucede en las demás farmacias de la zona, repleta de complejos hoteleros.

La alarma saltó en la tarde del lunes, cuando un médico natural de Lombardía, la región del norte de Italia donde hay más casos en el país, acudió a una clínica con síntomas de la Covid-19, la enfermedad causada por el coronavirus. El paciente llevaba una semana de vacaciones en el hotel tinerfeño junto con su esposa. Dio positivo en una primera prueba realizada en el Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria, en Santa Cruz de Tenerife, donde se encuentra ingresado y aislado en buen estado de salud, según fuentes de la Consejería de Sanidad. Su mujer y otras dos personas de su círculo permanecen también en observación en el mismo hospital, aunque no han presentado síntomas de contagio.

El protocolo puesto en marcha por las autoridades sanitarias establece la obligatoriedad de realizar unas segundas pruebas en el Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III, en Madrid, para confirmar el positivo.

El comité ejecutivo del Gobierno canario encargado del seguimiento del coronavirus tiene previsto reunirse este martes y puede decidir si se adopta otro tipo de medidas. El órgano se creó cuando se detectó, a principios de mes, el primer caso de coronavirus en España, de un turista alemán en la isla de La Gomera.

FUENTE: EL PAÍS

Tu opinión

Publicaciones relacionadas

¿Cuál es tu opinión?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Recibe nuestra síntesis informativa | Whatsapp