Internacional

El nuevo yacimiento de gas natural en los EAU cambiaría las reglas del juego

El descubrimiento de un enorme yacimiento de gas en la frontera de Dubái y Abu Dabi podría cambiar las reglas del juego en el mercado del crudo, puesto que las relaciones del país con el vecino Catar se han enfriado en los últimos años, escribe Vanand Meliksetian en su artículo para Oilprice.

Los Emiratos Árabes Unidos es uno de los mayores productores y exportadores de petróleo del mundo. En 2019 se extrajeron en promedio 2,9 millones de barriles por día, lo que genera aproximadamente el 30% del PIB del país, señala el medio.

A pesar de su impresionante capacidad de producción, el país sigue dependiendo en gran medida del gas natural importado para satisfacer la demanda interna. Un tercio del gas del país es suministrado por el vecino Catar. Las tensas relaciones políticas entre los dos países, debido a que los EAU apoya al bloqueo dirigido por los saudíes, crean una relación comercial incómoda.

A principios de este mes, los Emiratos Árabes Unidos anunciaron el descubrimiento del mayor yacimiento de gas desde 2005. El campo de Jebel Ali contiene 80 billones de pies cúbicos estándar de gas. Tiene el potencial de hacer autosuficientes a los Emiratos.

«El descubrimiento de un enorme yacimiento de gas en los EAU mejora la seguridad energética del país y puede transformar el entorno geopolítico regional», analiza Meliksetian.

Sin embargo, según Samer Mosis, analista de S&P Global Platts Analytics, «aunque el descubrimiento tiene el potencial de acercar a los Emiratos Árabes Unidos un paso más a la autosuficiencia de gas, quedan importantes incógnitas en torno a los costos y volúmenes de desarrollo». Esto podría significar que la autosuficiencia es más difícil y costosa de lograr de lo que se prevé actualmente.

El desarrollo del yacimiento de gas podría llevar años durante los cuales los EAU dependerán del gas natural importado. El país está obligado por contrato a seguir comprando gas natural al vecino Catar.

Aunque Catar ha seguido siendo un exportador fiable a pesar del bloqueo, la dependencia energética no es sostenible ni deseada ni siquiera entre las naciones amigas. Por lo tanto, los Emiratos han seguido una política de diversificación. El objetivo es desarrollar fuentes alternativas de producción de energía, como las renovables y la nuclear.

Según el director general de ADNOC, Sultan al Jaber, los Emiratos Árabes Unidos está en camino de duplicar el número de proyectos de energía renovable hasta 2030.

Además, los Emiratos han ordenado la construcción de la primera planta de energía nuclear del mundo árabe construida por la Korea Electric Power Corporation (KEPCO). La planta de Barakah es una empresa masiva que debería generar 5,6 GW cuando esté terminada.

Suponiendo que la política energética de los Emiratos dé sus frutos y se alcancen los objetivos previstos para finales de este decenio, el enorme yacimiento de gas podría ser redundante para fines nacionales. Cuando eso ocurra, el gas podría emplearse para otros fines, como la exportación.

El gas natural podría convertirse en un importante pilar de crecimiento a corto y medio plazo. Aunque se prevé que el consumo de petróleo alcance su punto máximo en torno a 2030, la cuota del gas natural seguirá creciendo. Por lo tanto, una industria nacional de GNL podría convertirse en una parte importante de la cartera de energía de los EAU, concluye Meliksetian.

Tu opinión

Publicaciones relacionadas

¿Cuál es tu opinión?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Recibe nuestra síntesis informativa | Whatsapp