El Parlamento de Cataluña reafirma la presidencia de Quim Torra

BARCELONA (Sputnik) — El pleno del Parlamento de Cataluña reafirmó la presidencia del dirigente independentista Quim Torra en respuesta a la decisión de la Junta Electoral Central (JEC) española de retirar su acta de diputado para inhabilitarle de su cargo al frente del Ejecutivo autonómico.

Así se pronunció la Cámara catalana mediante la aprobación de una propuesta de resolución presentada por los partidos del bloque independentista (Junts per Catalunya, Esquerra Republicana y Candidatura d’Unitat Popular) en respuesta a la inhabilitación del presidente Torra declarada por la JEC.

Quim Torra, presidente de Cataluña

Con 67 votos a favor procedentes de la mayoría independentista quedó aprobado un texto que rechaza el veredicto de la JEC y lo califica de «golpe de Estado» que actúa contra «la voluntad política» de los catalanes.

El pleno extraordinario convocado con urgencia tras la decisión de la JEC se pronunció a favor de Torra y emplazó al presidente del Gobierno catalán a continuar en su cargo a pesar del dictamen del órgano electoral español.

El texto aprobado ratifica como diputado y dirigente catalán a Torra y reafirma la voluntad del independentismo de presentar «todos los recursos judiciales oportunos» contra la decisión de la JEC.

«Ha llegado la hora de plantarnos, de decir basta a la degradación de este Parlament y de defender la soberanía de la Cámara y la inviolabilidad de todos sus miembros», trasladó Torra a los diputados del hemiciclo antes de la votación.

Quim Torra, presidente de la Generalitat de Cataluña

La JEC decidió ejecutar la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que condenó a Torra a un año y medio de inhabilitación por desobediencia al negarse a retirar insignias independentistas de los edificios públicos catalanes en periodo preelectoral.

Ese órgano administrativo actuó de acuerdo con el artículo 6 de la Ley Electoral, que establece que son inelegibles aquellas personas inhabilitadas para el ejercicio de cargos públicos por sentencia, aunque no sea firme, como en el caso del presidente del Ejecutivo catalán.

Se trata de una decisión polémica que suscita distintas interpretaciones porque Torra ya era diputado y no queda clara su inelegibilidad, y también porque el Estatuto de Autonomía de Cataluña fija la condición de que haya una sentencia firme para poder cesar a un presidente del Gobierno catalán.

El documento del bloque independentista insiste en este marco jurídico y en el que figura en la ley de presidencia de la Generalitat y el Gobierno, así como en el Reglamento del Parlamento de Cataluña, que implican que solo la Cámara tiene potestad para alterar su propia composición.

«Yo me debo a este Parlamento, que me invistió presidente. Y tan solo reconozco a esta cámara la capacidad de retirarme la confianza que me otorgó», aseguró el líder independentista antes de someterse a la votación de los parlamentarios catalanes.

Quim Torra, presidente de la Generalitat de Cataluña

Torra ya anunció que presentará un recurso ante el Tribunal Supremo español contra la decisión de la JEC y que solicitará la medida cautelarísima de suspensión de la resolución para que no se pueda proceder a su inhabilitación.

La sesión de la Cámara catalana reflejó las tensiones entre el independentismo y los socialistas en Cataluña, que presentaron por su parte una resolución que instaba a Torra a defenderse jurídicamente pero optaron por no apoyar el texto de las fuerzas soberanistas.

El independentismo pedía a los socialistas que se unieran al respaldo al presidente catalán como muestra de la voluntad de dialogar con Cataluña expresada por el líder socialista en España, Pedro Sánchez, que aspira a ser investido presidente en los próximos días.

Tu opinión

¿Cuál es tu opinión?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe nuestra síntesis informativa | Whatsapp